Pan de harina de maíz

Pan de harina de maíz

Ingredientes para 2 panes medianos:

  • 250 grs de harina de fuerza (de trigo)
  • 250 grs de harina de maíz amarilla
  • 375 mls de agua
  • 10 grs de levadura fresca de panadería
  • 10 grs de sal

Algunos ya sabréis que yo no soy mucho de pan, pero de vez en cuando no soy capaz de decir que no a un buen pan casero. Aún me sobraba harina de maíz que compré en Asturias y mi hermana ya me había dicho más de una vez que hiciera pan con harina de maíz amarilla, así que me puse a ello indagando un poco por internet. Y aunque no salió con mucha miga porque el pan es planito, el sabor lo dice todo. Os cuento paso a paso cómo lo he elaborado, que no es nada difícil pero lleva su tiempo (casi medio día).

Elaboración:

Este pan lo vamos a preparar con un prefermento. Esto sirve para darle más textura y sabor al pan. Se elabora con un poco de harina de fuerza, agua y levadura. En un vaso echamos 75 mls de agua templada y 2 grs de levadura fresca. Mezclamos bien hasta que se disuelva por completo la levadura. Este agua tibia la echamos en un bol donde habremos puesto la mitad de la harina de fuerza, es decir, 125 grs. Mezclamos con ayuda de una cuchara y después, con las manos. Cuando ya no se nos pegue en las manos, sacamos la masa del bol y la trabajamos sobre la mesa. Amasamos durante 10 minutos. Hacemos una bola y dejamos reposar en un bol más grande tapado con film transparente durante 6 horas a temperatura ambiente. Transcurrido este tiempo, veremos que el prefermento ha duplicado su volumen  y tiene una apariencia esponjosa.

Sobre este mismo bol, añadimos ahora los otros 125 grs de harina de fuerza, los 250 grs de harina de maíz, los 10 grs de sal y 8 grs de levadura previamente disuelta en 275 mls de agua templada. (Dejaremos los otros 25 mls de agua para añadir más tarde). Mezclamos todo bien en el bol y después, lo pasamos a la mesa para amasar durante 10 minutos. Iremos añadiendo los 25 mls de agua poco a poco. Nos quedará una masa uniforme y haremos con ella dos bolas iguales. Preparamos dos cuencos del mismo tamaño, los engrasamos con un poquito de aceite y espolvoreamos harina de trigo normal. Es importante que tenga harina para que no se pegue la masa más tarde. Tapamos los cuencos con film transparente y los dejamos reposar a temperatura ambiente durante 1 hora y media. Pasado este tiempo, colocamos una hoja de papel vegetal sobre la bandeja del horno y sobre ésta volcaremos los cuencos para que caiga la masa que ya ha duplicado su volumen. Tendremos así dos panes redondos. Los dejamos sin tapar otros 15 minutos mientras calentamos el horno a 230º C.

Hacemos unos cortes sobre la superficie de cada pan y los metemos al horno durante 45 minutos. Colocamos también en la parte baja del horno una fuente con agua, ya que tienen que tener vapor durante los primeros 15 minutos. Esto se hace para que el pan tenga corteza. Cuando ya estén dorados, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Y cómo huele este pan… ¡madre mía!

Para conservar este pan durante unos días lo mejor es guardarlo en una panera o en una bolsa que no sea ni de papel ni de plástico, como puede ser una bolsa de lino.

Pan de harina de maíz 2Imprime la receta Imprime la receta

 

Responder a Elma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *