Receta de Pastel de tres leches

Ingredientes para un molde desmontable de 23 cms:

  • Para el bizcocho:
  • 200 grs de harina de trigo
  • 150 grs de azúcar blanco
  • 5 huevos L
  • 120 mls de leche
  • Ralladura de 1 limón pequeño
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo (5 grs)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para el baño de tres leches:
  • 250 mls de leche condensada
  • 250 mls de leche evaporada
  • 250 mls de nata para montar con 35% m.g.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para la cobertura de nata montada:
  • 250 mls de nata para montar con 35% m.g.
  • 40 grs de azúcar glas
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Esta tarta me tiene totalmente enamorada. Desde que la probé por primera vez hace ya como 20 años siempre ha estado entre mis dulces pendientes por elaborar. Estuve mirando por internet muchas recetas y la que más me gustó fue esta de Pastel de tres leches de Pam de Quiero Cupcakes! Solo con ver el vídeo, babeo. ¿No os pasa igual? Y es que en cualquier restaurante en el que aparezca en su carta me lanzo sin dudarlo a probarla. Sé que en muchos restaurantes se elabora con la cobertura de merengue pero a mí personalmente me apasiona que lleve nata montada o chantilly. Es la que recuerdo cuando la degusté por primera vez y me hicieron los ojos chiribitas. ¡Viva por siempre el maravilloso Pastel de tres leches!

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Primero separamos las yemas de las claras. Las claras las ponemos en un bol y batimos hasta que se semimonten. Echamos la mitad del azúcar y continuamos batiendo hasta que las claras estén blancas y firmes. Reservamos tapadas en la nevera.

En otro bol grande batimos a velocidad alta las yemas y el resto del azúcar hasta que la mezcla blanquee y doble su volumen. Después, incorporamos el extracto de vainilla y la ralladura de limón y seguimos batiendo. Echamos la leche y continuamos batiendo hasta integrar. Es el momento de agregar en varias tandas las claras montadas. Mezclaremos con una espátula suavemente y con movimientos envolventes hasta obtener una crema homogénea.

Añadimos la harina y la levadura química previamente tamizadas también en tandas y mezclamos con la espátula hasta integrar todo bien. Vertemos la masa en un molde desmontable previamente engrasado. Horneamos nuestro bizcocho durante 45 minutos. Sabremos si el bizcocho está cocido si al pinchar con una brocheta de madera ésta sale limpia. Cuando esté listo lo dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando el bizcocho esté totalmente frío preparamos el molde para hacer el baño de tres leches. Para ello, cubrimos la base del molde con film transparente para que no se salga la salsa de tres leches. Pondremos dos trozos largos de film en forma de cruz ajustando con los dedos por la base y los laterales. Metemos el bizcocho dentro y con ayuda de una brocheta o un cuchillo pinchamos por todo el bizcocho para que la mezcla de tres leches llegue bien por todo el interior. Reservamos.

Para hacer la salsa de tres leches echamos dentro de un bol grande la leche condensada, la evaporada, la nata y el extracto de vainilla y mezclamos con una cuchara hasta integrar bien. Con ayuda de un cucharón o cazo vamos a cubrir todo el bizcocho por completo hasta usar la mitad de la salsa. (Yo creo que es mejor usar mínimo 3/4 partes de la salsa, o toda para que quede aún más jugoso.) El resto lo tapamos y lo guardamos en la nevera. Tapamos el bizcocho con el film transparente de los bordes del molde y lo guardamos en la nevera durante toda la noche.

Al día siguiente despegamos el film transparente del bizcocho y lo colocamos sobre el plato o fuente donde vayamos a servirlo. Pam en su video lo coloca sobre un stand de cristal para tartas. Para ello, despega los bordes de film transparente y coloca el stand de cristal boca abajo sobre el bizcocho. Le da la vuelta rápidamente y lo desmolda. Si vuestro molde no es desmontable esta técnica es perfecta. Ahora lo bañamos de nuevo con el resto de la salsa de tres leches que nos sobró. Así quedará muy jugoso.

Para la nata montada. Es muy importante que tanto el brick de nata como el bol estén lo más fríos posible. Montamos la nata con la batidora eléctrica de varillas a velocidad alta y cuando empiece a coger cuerpo será el momento de añadir el azúcar glas y el extracto de vainilla durante 2 minutos. Cuando la nata haga picos, esté consistente y los bordes estén ligeramente amarillos es que está lista para usar.

Cuando la nata esté lista decoramos la tarta colocándola por toda la superficie del bizcocho con ayuda de una espátula. Así nuestro Pastel de tres leches ya estaría listo para degustar pero si os apetece también le podéis poner trozos de frutas frescas por encima o espolvorear un poco de canela molida como hace Pam en su video. Hay hasta quien vierte por encima chorritos de dulce de leche…

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *