Receta de Tarta de higos y queso mascarpone

Ingredientes para 1 tarta de 24 cms de diámetro:

  • Para la masa:
  • 170 grs de harina de trigo
  • 1 pizca de sal
  • 100 grs de mantequilla en cubos que no esté muy fría
  • 50 grs de azúcar blanco
  • 1 yema de huevo M
  • 50 mls de crème fraiche o nata espesa (30% de m. g.)
  • Para el relleno:
  • 500 grs de queso mascarpone
  • 2 a 4 cucharadas de miel
  • 6-7 higos
  • Almendra en cubillo

¡Qué ganas de que llegara la temporada de higos para poder elaborar esta tarta! Al final el año pasado me pilló el toro y no pude hacerla. Eso sí, a finales de septiembre me ha costado 2 días encontrar los higos… Pero esta maravillosa tarta de higos y queso mascarpone ha sido un éxito rotundo en la comida familiar que tuve hace unos días. Así que si aún estáis a tiempo antes de que acabe la temporada de higos os aconsejo que la hagáis y la disfrutéis. La receta original es del club de cocina Alambique de Madrid.

Elaboración:

Por un lado, en el bol del robot de cocina echamos la mantequilla, la sal y la harina y mezclamos con el accesorio pala hasta que parezca pan rallado a velocidad suave. Por otro lado, en un cuenco mezclamos la crème fraiche y la yema de huevo y lo incorporamos al otro bol.

Con las manos amasamos un poco y formamos una bola de masa homogénea y ligeramente aplastada, manipulando lo justo. Envolvemos la masa con film transparente y dejamos que repose en la nevera durante 1 hora.

Con ayuda de un rodillo extendemos la masa y cubrimos un molde redondo rizado de 24 cms. Lo metemos en el congelador otros 30 minutos. Mientras tanto precalentamos el horno a 180º C durante 15 minutos con calor arriba y abajo.

Pasado el tiempo, horneamos la masa cubierta con papel vegetal y relleno de garbanzos para que la masa no suba durante 15 minutos. Después, quitamos el papel y los garbanzos y horneamos otros 5-6 minutos más para que se dore la superficie. Sacamos la masa y reservamos. Reducimos la temperatura del horno a 160º C.

Nos ponemos ahora con el relleno. En una cazuela derretimos el queso mascarpone con la miel a fuego suave con ayuda de una varilla de mano, hasta obtener una crema homogénea. La cantidad de miel la ponemos al gusto pero sin pasarse de dulce. La miel que uso yo es de brezo y solo puse 2 cucharadas. Después, rellenamos con esta mezcla la base horneada.

Colocamos encima los higos lavados, secos y cortados por la mitad o en rodajas gruesas. Espolvoreamos con la almendra en cubillo y horneamos nuestra tarta de higos y queso mascarpone durante 35-40 minutos hasta que empiece a dorarse.

Pasado el tiempo, sacamos la tarta y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de desmoldar. También se puede meter a la nevera unas horas antes de servir. Si os apetece podéis añadir un poquito más de miel por encima justo antes de servir.

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *