Receta de Cupcakes de fresa con buttercream de merengue suizo

Ingredientes para 12 unidades:

  • Para las magdalenas:
  • 120 grs de harina de trigo
  • 100 grs de azúcar blanco
  • 70 grs de aceite de girasol
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 huevos M
  • 80 mls de leche
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de semillas de amapola
  • Para la mermelada de fresa:
  • 400 grs de fresas
  • 200 grs de azúcar blanco
  • Para el buttercream de merengue suizo de fresa:
  • Claras de 2 huevos L (75 grs)
  • 150 grs de azúcar blanco
  • 225 grs de mantequilla sin sal fría
  • 3-4 cucharadas de mermelada casera de fresa
  • Colorante en gel rojo o rosa (opcional)

Vamos hoy con un caprichito ya que tenemos las fresas por aquí. La fresa es mi fruta favorita y siempre que llega su temporada me gusta preparar algún dulce con ella. Esta vez toca hacer unos cupcakes de fresa y en ellos he podido por fin poner en práctica mis ganas de hacer por primera vez buttercream de merengue suizo. Siempre he elaborado otros cupcakes o tartas usando buttercream clásico (mantequilla + icing sugar) pero me apetecía preparar el suizo porque resulta más ligero, cremoso, suave y brillante. Y me salió a la primera. Eso sí, usando una buena receta. La que os presento aquí es de Pam de Quiero Cupcakes, podéis ver el vídeo aquí. Os aseguro que éste no falla.

Elaboración:

El día anterior es mejor preparar la mermelada casera de fresa para que tenga la consistencia adecuada.

Quitamos el rabillo, lavamos, secamos y troceamos las fresas. Las metemos dentro de un cazo, agregamos el azúcar y las ponemos a hervir a fuego medio bajo. Aplastamos un poquito las fresas para que suelten sus jugos. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer durante 30 minutos aproximadamente. Utilizaremos un termómetro de cocina para saber cuándo estará lista la mermelada. En el momento en el que marque 105º C apartamos del fuego y la dejamos enfriar. Tapamos y guardamos en la nevera hasta el momento de su uso.

Para hacer las magdalenas tendremos todos los ingredientes a temperatura ambiente y precalentaremos el horno a 175º C, con calor arriba y abajo.

En el bol del robot de cocina con el accesorio globo batimos a velocidad alta los huevos y el azúcar hasta que blanquee y doble el volumen. Añadimos el aceite de girasol y el extracto de vainilla y continuamos batiendo a velocidad más baja. Después, incorporamos la harina junto con la sal y la levadura previamente tamizadas en dos tandas y alternando con la leche. Por último, agregamos las semillas de amapola y mezclamos con una espátula.

Colocamos las cápsulas de papel dentro del molde y con ayuda de una cuchara de helado (de 5 cm de diámetro) vamos rellenando con la masa. Con una cucharada será suficiente ya que sólo tienen que llenarse hasta la mitad, no nos interesa que suban demasiado. Metemos la bandeja al horno durante 20 minutos. Después, los sacamos del molde y dejamos que se enfríen totalmente sobre una rejilla.

Preparamos ahora la buttercream de merengue suizo. Para ello, usaremos el robot de cocina. En un bol de cristal ponemos las claras de huevo y el azúcar. La cantidad de azúcar tiene que ser el doble del peso de las claras de huevo. Ponemos el bol encima de un cazo con agua a fuego medio para hacer el baño María. Mezclaremos constantemente con una espátula durante 8 minutos hasta que desaparezcan por completo los cristales del azúcar.

Pasado el tiempo, volcamos las claras en el bol del robot de cocina y batimos con el accesorio globo a velocidad media durante 5 minutos. Veremos que se va haciendo poco a poco un merengue suave blanco. Subimos la velocidad y continuamos batiendo otros 10-12 minutos más hasta conseguir un merengue brillante y consistente.

En este momento, quitamos el accesorio globo y ponemos el accesorio pala. Bajamos la velocidad e iremos agregando poco a poco la mantequilla fría troceada. La cantidad de mantequilla es el total de la suma del peso de claras y del azúcar. Cuando esté toda integrada subimos a velocidad media y continuamos batiendo hasta obtener una crema homogénea y más consistente. Al principio parecerá que se corta la crema pero seguid batiendo hasta que se logre la buttercream. Echamos unas gotitas de colorante en gel para que quede una crema rosita y la mermelada de fresa. Mezclamos hasta que esté uniforme. Reservamos.

Para rellenar los cupcakes con la mermelada de fresa usaremos un descorazonador de manzanas colocándolo en el centro y haciéndolo girar mientras presionamos suavemente hacia abajo sin llegar al fondo. Si no lo tenéis, podéis usar un cuchillo haciendo el corte en círculo. Una vez tengamos los agujeros en todas las magdalenas, los rellenamos con la mermelada de fresa ayudándonos de una cucharita pequeña.

Para decorar los cupcakes de fresa podéis usar la boquilla que más os guste. Yo elegí la boquilla de estrella 6B de Wilton. Hice solo una decoración sencilla encima, no quería poner mucha cantidad de buttercream. Colocando la manga pastelera recta encima del agujero relleno de mermelada y presionando ligeramente hasta ver cómo se expande la crema hacia los bordes. Para terminar, coloqué encima de la crema media fresa con su rabito.

Aparte de bonitos están buenísimos. Me comí un par de ellos tras finalizar la sesión de fotos. El bizcocho es un poco «crunchy» por las semillas de amapola y húmedo en cuanto saboreas la mermelada de fresa. El buttercream de merengue suizo es sedoso, ligero y menos dulce. Nada pesado y muy apetecible. A partir de ahora es que usaré para el relleno y cobertura de mis tartas y cupcakes. Además, se mantiene estable a temperatura ambiente.

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *