Receta de Tomates rellenos de pollo y arroz al horno

Ingredientes para 4 tomates grandes:

  • 4 tomates grandes (340 grs de peso cada uno aprox.)
  • 140 grs de filetes de pollo
  • 70 grs de arroz blanco cocido
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 1/2 cucharadita de salsa Teriyaki (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/8 cucharadita de comino molido
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 hojitas de perejil fresco picado
  • Queso Montagnolo (u otro queso azul)
  • Queso Cheddar

La de veces que habré visto esta receta por redes sociales y revistas y nunca me animaba a prepararla. La verdad es que ha sido un gustazo, más fácil de lo que pensaba y nos ha gustado muchísimo en casa. Eso sí, importante hacerse con unos tomates de calidad y de buen tamaño. Además, he conocido un queso azul maravilloso regalo de un amigo que queda divinamente con estos deliciosos tomates rellenos.

Elaboración:

Por un lado, coceremos primero el arroz blanco si no tenemos de otro día que nos haya sobrado. Por otro lado, los filetes de pollo los metemos en una picadora y trituramos hasta obtener la textura de la carne picada. También podéis cortarlos a cuchillo. Reservamos.

También dejamos vacíos los cuatro tomates. Los lavamos y secamos bien, les cortamos la tapa de arriba con su rabito y los reservamos. Los tomates los vaciamos con ayuda de una cucharita. Los trozos grandes del interior de dos de los tomates los picamos con un cuchillo y los reservamos. Desechamos el líquido y las semillas. Podemos usar un colador para ello.

Colocamos una sartén a fuego medio y calentamos el aceite de oliva. Sofreímos la cebolla morada, el ajo picado y la carne de pollo durante 10 minutos hasta que el pollo quede blanco y cocinado. Con una espátula iremos separando la carne para que quede bien desmenuzada y en trocitos pequeños. Agregamos ahora el tomate picado que habíamos reservado, el tomate frito, el arroz cocido, la salsa Teriyaki (opcional pero potencia el sabor), la sal, el comino, la pimienta y el perejil fresco picado y cocinamos durante 5 minutos más.

Colocamos los tomates vacíos dentro de una bandeja de horno untada su base con un poco de aceite de oliva. Con ayuda de una cuchara rellenamos cada tomate. Encima ponemos un trocito de queso Montagnolo y rallamos también un poco de queso Cheddar. En otra fuente pequeña si os apetece ponemos las tapas de los tomates rociadas con un poquito de aceite de oliva. Metemos ambas bandejas al horno precalentado, la de los tomates rellenos en la parte central y la de las tapitas en la parte de abajo y lo dejamos durante 30 minutos a 180º C.

Imprime la receta Imprime la receta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *