Receta de Vasitos de yogur griego, fruta macerada y tejas de almendra

Ingredientes para 2 vasos grandes:

  • 400 grs de yogur griego sin azúcar
  • 6-8 tejas de almendra
  • Para la fruta macerada:
  • 2 manzanas
  • 2 peras
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 cucharadas de ron
  • 1 cucharada de Amaretto

Seguro que al ver las fotos ya sabéis de dónde he sacado estos vasos. Son los de Nocilla evidentemente y siempre me han parecido perfectos para hacer este tipo de elaboraciones por capas. Además, como estos vasos tienen tapa siempre podemos conservar de forma segura el contenido en la nevera. El yogur griego sin azúcar lo hacemos en casa, en la Yogurtera Multi de Lacor y está buenísimo. Es a mi chico a quien se le ocurrió para merendar mezclar el yogur griego con fruta macerada 24 horas antes y es una mezcla que enamora. Así que yo he decido hacerlo para la web con estos vasitos donde se pueden distinguir las capas y además, se me ocurrió añadirle una capa de tejas de almendra caseras en trocitos que elaboré días antes (aquí la receta). No os digo cómo están estos vasitos de yogur griego, fruta macerada y tejas de almendra… Hacedlos y me contáis, de momento vamos con la receta…

Elaboración:

Un día antes dejamos preparada la fruta macerada. En un bol de cristal o tupper, ponemos las manzanas y las peras, peladas, descorazonadas y en trocitos. Añadimos la miel, el ron, la canela y la nuez moscada y mezclamos bien hasta integrar. Tapamos y guardamos en la nevera durante 24 h.

Al día siguiente nos ponemos a preparar nuestro deliciosos y cremosos vasitos de yogur griego, fruta macerada y tejas de almendra. En la base de cada vasito troceamos un par de tejas de almendra. Podéis poner 2 o 3. Encima echamos varias cucharadas de yogur griego sin azúcar, encima de éste, ponemos un poco de fruta macerada. Después, otra capa de yogur griego y terminamos con más fruta macerada. Acordaos de echar también un poco del líquido del macerado que eso lo hace más bueno aún.

Y coronamos con un pegote de yogur griego sobre el que colocaremos una teja de almendra a modo de decoración. Luego ya habrá que buscar la manera de meter la cuchara que es justo lo que me pasó a mí de lo llenos que los dejé. Pero os aseguro que son un auténtico placer y con todo elaborado de manera casera. Mejor imposible.

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *