Receta de Patatas guisadas con níscalos

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patatas medianas
  • 250 grs de níscalos frescos troceados
  • 550 mls de caldo de verduras o agua
  • 1/2 cebolla blanca grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas cayenas pequeñitas
  • 1 hojita de laurel
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida
  • Perejil fresco picado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Qué mejor manera que preparar un buen guiso con aquello que has recogido con tus propias manos… Es algo que me encanta y que aprovecho en cuanto tengo oportunidad y más si es en plena naturaleza. Este domingo pasado me fui con mi marido, mi cuñado, mi hermana y mis dos sobrinos al monte a buscar setas. Aconsejados por nuestros sabios y queridos vecinos nos acercamos a unos magníficos pinares burgaleses y allí sin mucho esfuerzo aunque con un poco de frío nos hicimos con nuestro botín. Una cesta de dos kilos de níscalos. Nosotros nos quedamos con la mitad y nos los trajimos a Madrid donde finalmente decidí prepararlos guisados con patatas burgalesas de la huerta de mi padre. Mejor acompañante no tienen estas setas…

Elaboración:

Lo primero que hacemos es limpiar muy bien los níscalos. Para ello, con papel de cocina húmedo frotamos suavemente el sombrero y después cortamos y desechamos el tallo. Sacudimos un poco para eliminar la posible tierra que quedara. Los cortamos en trozos y los reservamos en un plato.

Ponemos una cazuela a fuego medio y calentamos 3 cucharadas de aceite de oliva. Añadimos la cebolla y los dientes de ajo bien picados y las dos guindillas cayenas pequeñitas aplastadas hasta hacer polvo. Cuando las verduras estén blandas (unos 10 minutos aprox.), agregamos la hoja de laurel y los níscalos troceados y los salteamos otros 5 minutos más. Añadimos la sal, la pimienta negra al gusto y removemos con una espátula de madera.

Después, echamos las patatas peladas y troceadas y vertemos el caldo que tiene que cubrir las patatas. Si faltase líquido, echamos más caldo de verduras si tenemos o un poco de agua.  Dejamos cocer las patatas a fuego medio durante 30 minutos hasta que el caldo reduzca un poco y espese y las patatas estén blandas.

Estas sencillas y maravillosas patatas guisadas con níscalos están de quitar el hipo y es una buena manera de aprovechar la temporada de setas este bonito otoño. Os dejo aquí otra receta donde usamos también los níscalos.

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *