Receta de Albóndigas en salsa de azafrán

Ingredientes para 4 personas:

  • Para las albóndigas (23):
  • 500 grs de carne picada: mitad de ternera y mitad de cerdo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 huevos M
  • 1 cucharadita de pan rallado
  • 1 puñadito de perejil fresco picado
  • 1 pizca de sal
  • Harina para rebozar
  • 100 mls de aceite de oliva para freir
  • Para la salsa de azafrán:
  • 1 tarrito de hebras de azafrán
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 100 mls de vino blanco
  • 250 mls de caldo de pollo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de harina
  • Sal

Tenía muchísimas ganas de volver a hacer esta receta. Casi tres años después, la preparo de nuevo para publicarla en la web. Estas albóndigas son de las mejores que he probado nunca y quiero dar las gracias a una ex compañera de trabajo que durante poco tiempo tuvo un blog de cocina y que me pasó la receta de su abuela. Aquí os dejo el link de su web «Hebras de Azafrán» donde podéis encontrarla. Si me lees Inma, te mando un abrazo muy fuerte.

Elaboración:

Comenzamos preparando la masa de las albóndigas. En un bol, ponemos la carne picada, los huevos, el pan rallado, la cebolla y los ajos bien picaditos, una pizca de sal y el perejil fresco picado. Mezclamos con una espátula o con las manos limpias hasta integrar todos los ingredientes.

Cuando la masa esté lista, hacemos bolas del tamaño de una pelota de golf y las colocamos en una fuente. Para que no se os pegue la masa en las manos, nos ayudaremos con unas gotitas de aceite de oliva. Después, en un plato las pasamos por harina y las reservamos para el momento de freírlas. Con estas cantidades que os paso, me salieron 23 albóndigas. Si duplicáis las cantidades y obtenéis más albóndigas, podéis congelarlas sin problema, pero sin rebozarlas en la harina, claro.

Calentamos a fuego medio 100 mls de aceite de oliva en una sartén y freímos las albóndigas por tandas hasta que estén doraditas. Las escurrimos bien y las dejamos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Por otro lado, preparamos la salsa. En una cazuela, añadimos tres cucharadas de aceite y calentamos a fuego medio bajo. Añadimos la cebolla y cuando esté casi pochada (unos 10 minutos), echamos el ajo picado fino y rehogamos otros 5 minutos más. Incorporamos ahora la hoja de laurel y la cucharada sopera de harina. Removemos con una espátula para tostar la harina durante un par de minutos. Vertemos poco a poco mientras mezclamos el vino blanco y el caldo. Cocinamos durante unos minutos hasta conseguir una salsa espesa. (Podéis triturar la salsa para que quede más fina).

Metemos las albóndigas en la salsa y cocinamos durante 10 minutos. Mientras tanto, molemos las hebras de azafrán en un mortero y las añadimos a la cazuela. Mezclamos suavemente y dejamos a fuego un poco más bajo otros 10 minutos. Ya veréis lo bien que huele, ¡espectacular! Podemos acompañar las albóndigas en salsa de azafrán con unas patatas fritas y así obtendremos un plato de lo más completo.

 Imprime la receta

 

Con esta receta fui ganadora del Concurso de Canal Cocina y La Chinata en 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *