Receta de Cake de peras y nueces

Ingredientes para 1 pastel de 23 cms:

  • 2 huevos L
  • 110 grs de azúcar blanco
  • 180 mls de aceite de oliva
  • 245 grs de yogur natural sin azúcar
  • 220 grs de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de levadura química en polvo
  • 2 peras grandes
  • 1/3 taza de nueces picadas
  • Ralladura de 1 limón
  • Zumo de 1 limón
  • 1 pizca de sal

Ay las peras… esa fruta que a algunos nos cuesta tanto consumir… A mí no me disgustan pero si puedo elegir otras, siempre se quedan ahí… Hasta que ví esta receta tan curiosa en Directo al Paladar. Me pareció una idea genial para darles salida si las tienes muertas de tristeza en el frutero. Y de verdad que merece la pena. Como dice María José, autora de la receta, este cake se compone de 3 capas : «una esponjosa masa de bizcocho, la intermedia es un jugosa capa de fruta y la última el recubrimiento de nueces, que al ser crujiente contrasta con las dos anteriores». Para desayunar o para merendar, este pastel o cake de peras y nueces acompañado de un buen café o té es una maravilla.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo mientras preparamos todos los ingredientes que tienen que estar a temperatura ambiente. Las peras las lavamos, las pelamos, las descorazonamos y las cortamos en rodajas. También dispondremos de un molde desmontable de 22 -23 cms de diámetro. Lo engrasaremos o le pondremos spray antiadherente para que no se pegue la masa.

En un bol grande o en el metálico del robot de la cocina, batimos los huevos y el azúcar blanco durante un par de minutos hasta que aumente el volumen. Agregamos seguidamente el aceite de oliva, el yogur natural y el zumo y la ralladura de limón y batimos de nuevo.

Añadimos la harina y la levadura previamente tamizadas y la pizca de sal y mezclamos suavemente con una espátula hasta integrar. Vertemos la masa en el molde desmontable. Ponemos encima las rodajas de pera y espolvoreamos con las nueces picadas.

Horneamos nuestro cake de peras y nueces durante unos 40 minutos o hasta que al insertar una brocheta de madera en el centro éste salga limpio. Dejamos enfriar completamente antes de desmoldar. Yo me animé espolvoreando un poco de canela molida por encima.

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *