Carne al toro. Receta gaditana.

Ingredientes para 2 personas:

  • 400 grs de cadera de ternera
  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos verdes medianos
  • 3 dientes de ajo
  • 3 o 4 cucharadas de salsa de tomate frito
  • 1 guindilla (opcional)
  • 200 mls de vino fino (blanco seco)
  • 3 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 mls de agua

Ay madre qué plato más rico!! Y mira que he estado yo un par de veces en Cádiz y nunca lo había probado… Así que lo tuve que hacer inmediatamente cuando lo ví en Instagram cocinado por Migue Ortells, autor del blog más ‘salao’ de la red Cositas Güenas. Aquí os dejo el enlace directo a la receta en la que además encontraréis un vídeo donde poder ver el paso a paso. Mejor imposible. La carne al toro es una de las tapas más típicas de los bares de Cádiz. Se trata de un guiso de ternera (parece ser que antes era de toro) con una salsita de verduras y vino fino de la tierra que está para chuparse los dedos. Se suele acompañar de patatas fritas que ya lo hace un plato de lo más redondo. Migue muchas gracias por darme a conocer uno de los platos más sabrosos de tu tierra. ¡Me ha encantado!

Elaboración:

Muy importante es la carne. Debemos hacernos con un género de primera. Yo decidí ir al mercado y comprar la cadera de ternera en carnicería de esas de toda la vida. Le pedí al carnicero que me mostrara la pieza y que además me facilitara el trabajo cortando la carne en trocitos para guiso. Me sorprendió ver que esta parte de la ternera es bastante magra.

Ponemos una cazuela a fuego medio y calentamos el aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la cebolla, los pimientos verdes y el ajo bien picaditos. (Si lo hacemos así, no tendremos que triturar más tarde la salsa). Salpimentamos y dejamos que se pochen las verduras lentamente. Cuando las verduras estén ligeramente doradas, incorporamos los trozos de carne y los sellamos bien sin que lleguen a dorarse del todo.

Después, vertemos el vino, añadimos las hojas de laurel y cocinamos durante 5 minutos hasta que se evapore el alcohol. ¡Qué bien huele el guiso en este punto! Cubrimos la carne con agua, tapamos la cazuela y cocinamos durante 45 minutos. Pasado el tiempo, agregamos la salsa de tomate frito, mezclamos bien y probamos de sal y pimienta. También comprobamos cómo está de textura la carne. Si aún está un poco dura, la dejaremos otros 15 minutos más vigilando de vez en cuando el guiso. La salsa tiene que quedar espesa y gustosa. Cuando la carne esté en su punto, este guiso estará listo para servir en la mesa. Y no os olvidéis de las patatas fritas…

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *