Receta de Croissants de queso Mascarpone

Ingredientes para 10 unidades:

  • 350 grs de harina de fuerza
  • 45 grs de azúcar blanco
  • 1 huevo M
  • 80 grs de queso Mascarpone
  • 1 pizca de sal
  • 100 mls de leche templada
  • 6 grs de levadura fresca prensada o 2 grs de levadura seca granulada
  • 1 huevo batido para pincelar

Esta receta es otro de los grandes regalos que nos hizo llegar a todos sus fans Aliter Dulcia durante el confinamiento de primavera. Estos maravillosos croissants de queso Mascarpone que son muy adictivos. Básicamente se cambia la mantequilla por el queso Mascarpone. Evidentemente, por su aspecto, no son los típicos croissants de hojaldre y mantequilla. Con esos aún no me he puesto porque les tengo mucho respeto, sinceramente no sé cuando me quitaré el miedo. Estos de Isabel son de masa de brioche y son mucho más fáciles de hacer y es resultado no puede ser más bueno. Yo cuando los vi en el «Stories» de su Instagram supe que los tenía que hacer más tarde o temprano. Y aquí están por fin.

Elaboración:

Como todas las masas de brioche podemos usar el robot de cocina o hacerlas a mano. Yo ya que tengo el robot de cocina y que mis muñecas están un poco débiles, no me lo pienso. Que la máquina amase por mí, lo siento.

En el bol del robot de cocina ponemos todos los ingredientes. La levadura la podéis echar desmenuzada directamente o previamente disuelta en la leche templada. Colocamos el accesorio gancho y amasamos a velocidad media durante 10 minutos hasta que todo esté integrado y que la masa se despegue de la pared del bol. No es una masa muy lisa ni muy elástica.

Una vez que tengamos la masa lista, la pasamos dentro de un bol de cristal ligeramente untado con aceite, lo tapamos y dejamos que repose a temperatura ambiente durante 2 horas hasta que doble el volumen.

Después, sacamos la masa del bol y la depositamos sobre la encimera de la mesa, la desgasificamos con las manos para quitarte el aire que pudiera tener dentro. Con ayuda de un rodillo estiramos y aplanamos la masa hasta formar un rectángulo de 44 cms de largo por 25 cms de alto. Con estas medidas os saldrán 10 unidades exactas de 8 cms de base de largo cada uno de ellos y os sobrará algo de masa. Yo me ayudé de una regla y de un cuchillo para ir midiendo y cortando los 10 triángulos.

Formamos los croissants de forma recta enrollando desde la base más ancha hasta la punta del triángulo y los vamos colocando de uno en uno sobre una bandeja cubierta con papel vegetal. Los tapamos de nuevo con un paño de cocina y los dejamos levar de nuevo durante 45 minutos.

Pasado el tiempo, los pincelamos con el huevo batido y horneamos a 170º c con horno precalentado arriba y abajo, durante 25 minutos hasta que estén dorados. Después, los sacamos del horno, los dejamos templar 5 minutos y luego los pasamos a una rejilla para que se enfríen totalmente.

No son muy dulces por lo que son perfectos para los que no son muy dulceros. También se pueden cortar por la mitad y rellenarse de ingredientes dulces o salados.

Tienen una textura crujiente por fuera y suave y tierna por dentro. Nosotros probamos algunos rellenos de Mascarpone con una capa fina de azúcar blanco. ¡Deliciosos!

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *