Cupcakes de café

Ingredientes para 12 unidades:

  • Para el bizcocho:
  • 100 grs de harina de trigo
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 100 mls de aceite de girasol
  • 2 huevos M
  • 60 mls de leche
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo (4 grs)
  • 1 cucharadita de café soluble
  • 1 pizca de sal
  • Para la buttercream de café:
  • 225 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 195 grs de azúcar glas tamizado
  • 1 cucharada de agua hirviendo
  • 1,5 cucharitas de café soluble
  • Para el sirope de café:
  • 250 mls de agua
  • 1,5 cucharadas de café soluble
  • 5 cucharadas de azúcar blanco (50 grs)

Estos cupcakes son para los más adictos al café, como yo. Porque llevan café en sus 3 componentes: en el bizcocho, en la crema y en el sirope. Vamos que te tomas en el desayuno un café recién hecho y un cupcake de estos y estás a tope todo el día. Yo creo que si encima te meriendas uno, no pegas ya ojo en toda la noche… Fuera bromas. Estos cupcakes de café tienen un fuerte sabor y tenía tantas ganas de hacerlos y comerlos, que lo siento, pero a éstos no les ven el pelo los del curro. Son toditos para mí jeje…

Elaboración:

Precalentamos el horno a 175º C con calor arriba y abajo. Calentamos la leche y disolvemos en ella la cucharadita de café soluble. Dejamos enfriar.

En un bol grande batimos los huevos y el azúcar moreno hasta que la mezcla comience a espumar. Añadimos el aceite y seguimos batiendo. Después, incorporamos la harina junto con la levadura y la sal previamente tamizadas en dos tandas y alternando con la leche mezclada con café.

Colocamos las cápsulas de papel dentro del molde y con ayuda de una cuchara de helado (de 5 cm de diámetro) vamos rellenando con la masa. Con una cucharada será suficiente ya que sólo tienen que llenarse hasta la mitad, no nos interesa que suban demasiado. Metemos la bandeja al horno durante 20 minutos. Después, los sacamos del molde y dejamos que se enfríen totalmente sobre una rejilla.

Mientras se hornean las magdalenas podemos dejar listo el sirope de café ya que debemos usarlo frío en la decoración final de nuestros cupcakes. Ponemos a calentar a fuego medio el agua, el café soluble y el azúcar. Cuando comience a hervir la mezcla, bajamos al fuego y dejamos que vaya reduciendo y espesando la salsa. Yo lo tuve al 2 de 6 posiciones que tiene mi vitro durante 30 minutos aproximadamente. Cuando tenga la consistencia adecuada, lo apartamos del fuego y lo dejamos enfriar hasta que vayamos a usarlo.

Preparamos ahora la buttercream de café. Primero, disolvemos la cucharadita de café en el agua hirviendo y dejamos enfriar. Incorporamos en el bol del robot de cocina la mantequilla, recordad que tiene que estar a temperatura ambiente. Batimos durante 5 minutos. Agregamos el azúcar glas tamizado y continuamos batiendo otros 5 minutos más. Añadimos ahora el café. Batimos hasta conseguir una crema homogéna de color marrón clarito y que huele deliciosa a café.

Decoramos nuestros cupcakes. Metemos la buttercream de café en una manga pastelera con una boquilla de nuestra elección. Yo opté por la de estrella cerrada 2D de Wilton e hice un copete bien alto. Decorando desde los bordes hacia el centro con movimientos circulares y ascendentes. Despues, con ayuda de una cuchara vamos echando en hilos el sirope de café sobre la buttercream.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Me he enamorado de ellos, de su sabor. Tras hacer la sesión de fotos, no me pude resistir y me comí uno, y después vino otro. En serio, tenéis que probarlos porque están buenísimos! Por si os apetece ver otros cupcakes que he hecho, aquí os dejo unos enlaces:

Cupcakes de monstruos negros para Halloween

Cupcakes de limón y moras

Cupcakes de chocolate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *