Ensalada templada de quinoa, calabacín y champiñones con aliño de limón

Ingredientes para 2 personas:

  • Para la ensalada:
  • 50 grs de quinoa (+ 100 grs de agua)
  • 1/2 calabacín
  • 4 champiñones blancos grandes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 puñado de hojas de rúcula y canónigos
  • 1 puñado de avellanas naturales
  • 2 cucharadas de cebolla frita crujiente
  • 1 cucharada de mix de semillas
  • Para el aliño de limón:
  • Zumo de 1 limón pequeño
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de mezcla de 5 pimientas molidas

La de beneficios que tiene la quinoa, ese recientemente denominado ‘superalimento’. Así que para conseguir un ‘superplato’ he decidido incorporarla dentro de una ensalada. Como ya visteis anteriormente la usé junto con la remolacha para elaborar unas deliciosas hamburguesas con salsa de yogur al curry (receta aquí para los más despistados). En esta ensalada verde templada también incluiremos champiñones y calabacín a la plancha, mix de rúcula y canónigos y frutos secos y semillas. Todo ello regado con un aliño de limón con un toque de mostaza. Si queréis seguir una dieta sana y equilibrada esta ensalada no puede faltar en tu recetario.

Elaboración:

Cocemos primero la quinoa para que esté fría en el momento de su uso. Para ello, lavamos muy bien durante 10 minutos bajo el chorro del agua fría. Yo lo que hago es poner la quinoa en un colador grande y lo sumerjo en un bol con agua. Lo remuevo con las manos varias veces hasta que el agua deje de salir turbia. Una vez limpia, la ponemos en un cazo junto con el agua y la cocemos durante 15 minutos. Veremos que los granos se inflan y se quedan blanditos. Dejamos que se enfríe la quinoa cocida.

El aliño de limón es muy sencillo. Echamos todos los ingredientes en un cuenco y mezclamos bien con una cuchara. Reservamos.

Por otro lado, en una sartén tipo parrilla calentamos el aceite de oliva y doramos el calabacín cortado en rodajas finas y los champiñones en láminas. Una vez listos ambos, los ponemos en una ensaladera junto con la quinoa fría, las hojas de rúcula y canónigos, las avellanas enteras, la cebolla frita crujiente y la mezcla de semillas (pipas de girasol y de calabaza, semillas de sésamo, amapola y lino). Vertemos el aliño de limón, mezclamos todo bien y ya está lista nuestra apetitosa ensalada templada. ¿Os animáis a preparla?

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *