Galletas de avena con miel y canela

Ingredientes para 8 galletas grandes:

  • 300 grs de salvado de avena
  • 4 cucharadas de yogur griego natural
  • 4 huevos M
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Desde que vi estas hermosas galletas en el blog de Las Recetas de Tere, supe que tenía que hacerlas. Reconozco que la receta la hice dos veces. La primera fui 100% fiel a la receta original pero me faltaba dulce. Si bien es cierto, que en su blog ella usa las galletas como sustituto de las tostadas y propone cubrirlas con miel, trozos de frutas, mantequilla de cacahuete, yogur, etc… Yo lo que hice fue añadirle miel y un poco de extracto de vainilla para darles un sabor más dulzón y poder comerlas solas o untadas en la leche o en el café. Más abajo veréis que también decidí cubrir de chocolate blanco la mitad de alguna de ellas, por darle una vuelta aún más dulce.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

En un bol batimos los huevos junto con el extracto de vainilla y la canela molida. Después, añadimos el yogur griego y la miel y batimos de nuevo hasta que esté bien mezclado. Por último, incorporamos el salvado de avena y continuamos mezclando hasta integrar todos los ingredientes y conseguir una masa compacta que nos permita manejarla.

Con el total de masa nos da para hacer 8 galletas grandotas de unos 11 o 12 centímetros de diámetro. Pero podéis hacerlas más pequeñas si queréis. Como os digo, a mí me dio para hacer 8 galletas de 80 grs aprox. cada una.

Colocamos un hoja de papel de horno sobre la bandeja y para guiarnos con la masa de las galletas yo decidí marcar con lápiz 4 círculos con un aro metálico de unos 11,5 cms de diámetro. Con las manos un poco mojadas cogemos porciones de masa y le damos forma de bola. Las depositamos sobre los círculos y de nuevo con las manos húmedas vamos aplastando suavemente hasta formar unas galletas finas.

Cuando estén formadas las 4 galletas de avena las metemos en la parte central y la horneamos durante 20 minutos o hasta que estén dorados los bordes. Durante la primera tanda las horneé durante 25 minutos como dice la receta original pero en la segunda tanda ya decidí hornear 5 minutos menos y quedaron mucho mejor. De todas formas quedan oscuras por la cantidad de canela y la miel de brezo que llevan.

Aquí abajo os dejo una foto con las galletas de avena con miel y canela con media cobertura de chocolate blanco especial postres. En general son galletas grandes y contundentes y mucho más sanas que las compradas.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *