Masa madre natural

Ingredientes:

  • Harina de centeno o integral de trigo
  • Agua
  • 1 tarro de cristal

Como ya os dije hace tiempo me apetecía mucho elaborar pan casero con masa madre natural. El momento ha llegado ya y qué mejor que usar la receta de un gran maestro panadero como es Iban Yarza. Lo explica todo tan bien y sale todo tan perfecto que en cuanto a masas de panes no consulto a otro. Él elabora la masa madre con harina de centeno. Es una de las mejores harinas para hacer una buena y rápida masa madre natural. Yo he usado harina de trigo integral porque es la que tenía en casa pero sale igual de bien. El vídeo original de cómo Iban elabora la masa madre lo tenéis aquí.

Elaboración:

El primer día disponemos de un tarro de cristal y le añadimos 4 cucharadas de harina y la misma cantidad de agua. Mezclamos bien hasta integrar, cerramos y lo dejamos reposar en un sitio tranquilo a temperatura ambiente pero donde no haga mucho frío.

El segundo día abrimos el tarro y con una cuchara removemos la masa madre. Cerramos el tarro y lo dejamos de nuevo reposar 24 horas.

El tercer día abrimos el tarro y comprobaremos que la masa tiene pequeñas burbujas. La cosa marcha bien e incluso ya tiene ese olor tan especial a fermentación. Ahora quitamos un par de cucharadas de la masa madre y le añadimos dos cucharadas de harina y dos cucharadas de agua. Mezclamos bien todo de nuevo, cerramos y dejamos reposar otras 24 horas.

El cuarto día abrimos el tarro. Veremos que se ha abombado la tapa y puede costar abrirlo un poco. Esto es por el gas que se suelta durante la fermentación. Veremos  que la masa adquiere una textura como de mousse. Removemos con una cuchara y de nuevo quitamos dos o tres cucharadas de masa y le añadimos 2 cucharadas de harina y 2 cucharadas de agua. Mezclamos bien, cerramos y dejamos reposar otras 24 horas.

El quinto día abrimos el tarro y de nuevo veremos que tiene una textura de una mousse perfecta al removerlo con una cuchara y que el olor es espectacular. También se observa más volumen en la masa. En este momento, nuestra masa madre natural ya está lista para usarse. Si bien es cierto que usaremos una parte muy pequeña de masa para elaborar pan.

¿Cómo se converva? Si no queremos usar la masa madre en este preciso momento, la guardaremos cerrada en la nevera. Para conservarla, la masa madre una vez fermentada necesita frío. Así no tendríamos que seguir alimentándola de harina y agua. Puede conservarse en la nevera durante meses pero sí que es cierto que puede coger cierta acidez. Lo mejor es congelarla si no se va a hacer pan en dos o tres meses. Después, si queremos usarla de nuevo, la descongelaremos durante 1 día entero en la nevera. Y ya podremos usarla para hacer pan cuando más nos apetezca.

Imprime la receta Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *