Receta de Miguelitos rellenos de manjar blanco

Ingredientes para 8 unidades:

  • Para los miguelitos:
  • 1 lamina de hojaldre fresco
  • Azúcar glas
  • Para el manjar blanco:
  • 1 litro de leche de almendras sin azúcar
  • 80 grs de harina de arroz
  • 150 grs de azúcar blanco
  • 2 trozos de cáscara de limón
  • 1 ramita de canela

Hoy os propongo preparar un dulce rápido y sencillo y aunque tenemos que usar el horno, merece la pena. Esta receta del clásico y famoso de la Roda es de Karlos Arguiñano y en lugar de usar crema pastelera se prepara con manjar blanco. Os diré que me recuerda mucho al arroz con leche o leche merengada lo cual es un sabor perfecto para el verano. Además, si preparáis la crema el día anterior ahorráis mucho más tiempo a la hora de elaborarlos.

Elaboración:

En una cazuela grande ponemos a calentar a fuego medio la mitad de la leche, las cáscaras de limón y la ramita de canela. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y reservamos.

En un bol grande, ponemos la harina de arroz y el azúcar blanco y mezclamos con unas varillas. Añadimos el resto de la leche de almendras y mezclamos hasta obtener una masa líquida. Encima del bol ponemos un colador grande y vertemos la leche caliente desechando las cáscaras de limón y la ramita de canela. Mezclamos todo bien con la varilla de mano y volvemos a poner la mezcla en la cazuela.

Colocamos la cazuela a fuego medio y sin dejar de remover con las varillas cocinamos la mezcla durante 15 minutos hasta que espese. Pasado el tiempo, vertemos el manjar blanco en un bol de cristal y tapamos con film transparente asegurándonos de que el plástico toque la crema para que no se seque. Mantenemos a temperatura ambiente durante 1 hora y luego lo guardamos en la nevera hasta el momento de su uso. Yo lo preparé la noche anterior.

Para hacer los miguelitos, extendemos el hojaldre sobre una bandeja cubierta con papel de horno. Cortamos el hojaldre en 8 rectángulos y horneamos en horno precalentado a 180º C durante 15 minutos. Después, los retiramos de la bandeja y los dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.

Cuando los rectángulos de hojaldre estén fríos los cortamos longitudinalmente con un cuchillo de sierra pequeño con mucho cuidado para no romperlos. Los rellenamos de uno en uno con el manjar blanco frío usando una manga pastelera (o una cuchara) y espolvoreamos azúcar glas por encima. Ya están listos nuestros apetecibles miguelitos rellenos de manjar blanco para hincarles el diente. ¡No os podréis resistir a comer sólo uno!

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *