Mousse de chocolate blanco en vasitos

Ingredientes para 2 personas:

  • 200 mls de nata para montar (35% m.g.)
  • 100 grs de chocolate blanco para postres
  • 1 lámina de gelatina neutra
  • 1 puñado de palomitas
  • 2 onzas de chocolate negro para postres
  • 3 galletas Digestive

Ay! Qué cosa más rica!!! Recuerdo que estos vasitos de mousse de chocolate blanco estaban buenísimos y que mi chico y yo nos los comimos en un santiamén. Solamente hice dos porque el veranito ya está aquí  y yo quiero seguir probando cosas dulces pero mejor si vienen en pequeñas dosis… Así que si queréis hacer más cantidad sólo tenéis que duplicar ingredientes y listo! Esta mousse de chocolate blanco es una versión fácil. Tengo pendiente hacer otro tipo de mousse que se hace a partir de la crema inglesa pero ya lo dejaremos para más adelante…

Elaboración:

Lo primero que hacemos es hidratar la gelatina. Metemos la lámina dentro de un bol con agua muy fría durante 5 minutos. Reservamos.

Por otro lado, troceamos el chocolate blanco y lo ponemos dentro de un bol de cristal junto con 50 mls de nata. Derretimos al baño María. Cuando las onzas de chocolate se hayan fundido y mezclado con la nata incorporamos la lámina de gelatina bien escurrida y disolvemos mientras removemos con una espátula de silicona. Apartamos el bol del fuego y dejamos que se temple el chocolate.

Montamos el resto de la nata. Recordad que tanto el brick de nata como el bol y las varillas tienen que estar lo más fríos posible. Montamos la nata con la batidora eléctrica de varillas o con el robot de cocina a velocidad alta. Cuando la nata haga picos y los bordes estén ligeramente amarillos es que está preparada.

Cuando el chocolate esté tibio lo echaremos poco a poco y en hilo al bol de la nata e iremos integrándolo mientras mezclamos con una espátula con movimientos envolventes. Lo haremos con cuidado para que no se baje la consistencia de la nata.

Una vez que tengamos lista la mousse de chocolate blanco la metemos dentro de una manga pastelera con una boquilla de nuestra elección y rellenamos los dos vasitos a los que previamente habremos puesto en el fondo las galletas molidas.  Guardamos durante 3 horas los vasitos en la nevera tapados con film transparente para que no cojan olores. A la hora de servirlos, decoraremos los vasitos con unas palomitas de maíz e hilos de chocolate con las onzas fundidas en el micro durante 1 minuto.

NOTA: Si la nata se baja un poco y la mousse queda un poco líquida podéis guardar la manga pastelera en la nevera durante 15 minutos hasta que tenga una consistencia que nos permita rellenar bien los vasitos.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *