Pastelitos cremosos de manzana

Ingredientes para 4 unidades:

  • 2 manzanas verdes
  • 1/2 lata de leche condensada (200 grs)
  • 2 huevos M
  • Queso de untar
  • Canela molida al gusto

Este es uno de esos postres fáciles y resultones. Si tenéis algunas manzanas en la despensa y no sabéis qué hacer con ellas, ésta es una buena y rápida opción para darles salida y crear un postre distinto y muy rico. Lo único en lo que podéis tardar un poquito es en pelar y rallar las manzanas pero seguro que tenéis a alguien por la casa que os pueda echar una mano. Cuando leí la receta hace tiempo no recordaba que se decoraran con queso de untar (pensaba que era nata montada) y no sabía cómo iba a ser el resultado. Ya os lo digo yo: buenísimo y además con ese toque de canela que combina siempre tan bien con cualquier dulce que lleve manzana. La receta original es de la web de Nestlé, aquí os dejo el enlace.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 210º C con calor arriba y abajo mientras preparamos los ingredientes. También dejamos listos y engrasados el interior de 4 moldes pequeños de unos 150 mls de capacidad aproximadamente.

Lavamos, descorazonamos, pelamos y cortamos en gajos las manzanas. Las rallamos y depositamos en un bol. Por otro lado, batimos los huevos en un bol grande, le añadimos la leche condensada y la manzana rallada. (Escurrimos la manzana rallada y eliminamos el zumo que se haya podido crear). Mezclamos hasta formar una masa homogénea de unos 550 grs aprox. de peso.

Repartimos la masa en los moldes sin que llegue al borde, los ponemos sobre la bandeja y los metemos en el centro del horno. Los cocemos primero durante 5 minutos a 210º C. Después, bajamos la temperatura a 180º C y los horneamos durante 25-30 minutros aproximadamente o hasta que estén dorados. Veremos que se van inflando con el calor.

Pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno y dejamos que reposen nuestros moldes durante un par de minutos. Comprobaremos que se desinflan un poco. Con cuidado pasamos un cuchillo por el borde y les damos la vuelta sobre unos platitos.

Para decorarlos, metemos el queso de untar en una manga pastelera con una boquilla de nuestra elección y decoramos la superficie de cada pastelito. Para terminar, espolvoreamos un poco de canela molida por encima del queso.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *