Pimientos rojos asados

Ingredientes para 1 tarro:

  • 3 pimientos rojos
  • Aceite de oliva
  • Sal

¡Qué ganas tenía de hacer esta receta! Cada vez que mi suegra en las reuniones familiares nos pone un platito de pimientos asados caseros me entran ganas de hacerla. Pues ya la tenéis todos aquí. Sencillísima de hacer… Seguro que mis vecinos se están acordando aún de mí por el olor que salía de mi casa… jajaja…

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190º C con calor arriba y abajo. Es importante escoger los pimientos más lisos que veáis que no estén muy retorcidos, así se hornearán y se pelarán mucho mejor.

Lavamos bien los pimientos y sin secarlos, los embadurnamos de aceite con las manos. Los colocamos en la bandeja del horno o mejor en una fuente grande donde entren bien. Los metemos en el horno en la parte central y los asamos durante 50 minutos – 1 hora. Esto dependerá del tamaño de los pimientos. A mitad de tiempo, los damos la vuelta para que se asen bien por todos los lados.

Pasado el tiempo, sacamos los pimientos del horno y los tapamos con papel de aluminio durante 20 minutos. Truco que he visto en internet. Esto se hace para que suden y así nos sea más fácil pelarlos después. Eliminamos la piel y las semillas y los cortamos en tiras. Nuestros pimientos ya estarán listos para servir. Si queremos guardarlos, lo haremos en un tarro de cristal con un poco del líquido del asado y un poco de aceite de oliva y reservamos por 3 semanas en la nevera.

Imprime la receta Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *