Pizza de setas, calabacín y queso Gamoneu

Ingredientes para 2 personas:

  • Para la masa fina:
  • 225 grs de harina de trigo
  • 110 mls de agua tibia
  • 1 y 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Ingredientes para la cobertura:
  • 100 grs de setas shiitake
  • 100 grs de setas de cardo
  • 1/2 calabacín pequeño
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 2 cuñas de queso Gamoneu
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 1/2 cucharada de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Sí, os voy a repetir por enésima vez que me encantan las pizzas. Sobre todo las de masa fina y crujiente como esta que os traigo hoy. La idea de los ingredientes se la copié a mi cuñada que un día de partido para cenar se marcó un hojaldre con setas salteadas y verduritas que estaba para morirse de buena. Yo además decidí añadirle un poco de queso por eso de que las pizzas siempre llevan queso… Opté por ponerle queso Gamoneu. Una cuña que me trajo mi padre desde Asturias. El Gamoneu es un tipo de queso azul que se elabora por la zona de Cangas de Onis y es tan famoso como el Cabrales. Se elabora con los tres tipos de leche: bovina, ovina y caprina.

Elaboración:

Nos ponemos con la masa fina que no lleva levadura y que resulta muy crujiente. Para ello, en un bol añadimos la harina y la sal, hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua y el aceite. Comenzamos a integrar todo con los dedos y después, ya vamos amasando con las manos hasta formar una masa homogénea. Tendremos que amasar por lo vemos 10 minutos hasta que no se pegue en las manos y esté lisa. Este proceso también lo podéis hacer con el robot de cocina mucho más rápido y sin esfuerzos.

Después, formamos una bola con la masa y la dejamos reposar a temperatura ambiente dentro de otro bol tapada con un paño durante 15 minutos. Es momento de precalentar el horno a 200º C. Transcurrido el tiempo, colocamos una hoja de papel sulfurizado sobre la encimera, ponemos la bola de masa y con el rodillo comenzamos a alisar la masa haciendola girar 360º para conseguir un círculo grande lo más perfecto posible y de unos 5 milímetros de grosor aprox.

Pasamos la base de pizza con el papel sobre la bandeja e introducimos al horno durante 5 minutos, así nos aseguraremos de que la masa se hace y no queda cruda por dentro. Pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno y dejamos templar un poco antes de poner los ingredientes sobre nuestra base de pizza.

Sobre la masa con ayuda de una cuchara extendemos la salsa de tomate. Yo la preparo mezclando en un bol la salsa de tomate, el orégano seco, una cucharada de aceite y una pizca de sal. Encima colocamos las setas troceadas, el calabacín en rodajas y la cebolla en juliana. Todo ello salteado previamente en una sartén a fuego medio alto con 3 cucharadas de aceite de oliva y media cucharadita de sal.

Listos todos los ingredientes de la cobertura, metemos la pizza al horno a 220º C durante 10 minutos, dependiendo de cada horno, hasta comprobar que los ingredientes están hechos y que los bordes de la masa están dorados. Sin apagar el horno sacamos la pizza del horno y colocamos trocitos de queso Gamoneu repartidos por la superficie. Metemos de nuevo la pizza al horno durante 4-5 minutos hasta que veamos que el queso se ha derretido.

Cuando la saquemos del horno presentaremos nuestra exquisita pizza de setas, calabacín y queso Gamoneu rociada con un buen chorro de aceite de oliva y más orégano seco espolvoreado por encima. Si tenéis algún aceite aromatizado también le irá muy bien, sobre todo si tiene un poco de picante.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *