Sargo al horno

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 sargo de 1,5 kg
  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla morada
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 4 dientes de ajo
  • 2-3 guindillas cayenas

El pescado al horno no me puede gustar más. Normalmente en casa comemos lubina, rodaballo, bacalao, dorada, corvina… en ocasiones acompañados de verduras pero casi siempre con una buena cama de rodajas de patata. Hace un par de días en la pescadería del mercado vimos un par de sargos y nos tuvimos que hacer con el más grandote. He de deciros que era la primera vez que lo comíamos y nos ha gustado, ¡cómo no! El sargo se considera pescado azul, tiene una carne blanca, muy gustosa y parecida a la de la dorada pero de una textura más suave. Si no lo habéis probado os aseguro que es un pescado con el que deleitarse. En algunas zonas de España lo consideran todo un gourmet.

Elaboración:

Normalmente al pescadero le pido que me abra en libro el pez y que le quite la cabeza y la espina central pero me apetecía hacerlo entero (sin tripas) para que se viese lo brillante y bonito que es el sargo en las fotos. Antes de hornearlo claro, después, empeora un pelín pero ¡ojo! solo visualmente.

Bien quitadas las escamas y bien lavadito colocamos el sargo sobre una fuente llena de rodajas de patatas cortadas ni muy finas ni muy gruesas. Colocamos a los lados la cebolla morada cortada por la mitad. Ponemos sal a todo el conjunto y rociamos con un buen chorro de aceite de oliva. Metemos el sargo al horno precalentado a 190º C durante 20-25 minutos aprox. hasta que veamos que las patatas se doran.

Así tal cual salido del horno está espectacular pero decidí preparar un aceite perfumado con ajo y cayena para acompañar el pescado, pero sobre todo para las patatas asadas. Y ¡cómo no! lo degustamos con un buen txakolí fresquito.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *