Tarta Brooklyn Blackout

Ingredientes para 1 tarta de 15 cms:

  • Para los bizcochos:
  • 200 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 520 grs de azúcar blanco
  • 4 huevos L
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 90 grs de cacao puro en polvo desgrasado 0% azúcares añadidos Valor
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura química en polvo
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 pizca de sal
  • 340 grs de harina de trigo
  • 320 mls de leche
  • Para el relleno (750 grs aprox.):
  • 175 grs de azúcar blanco
  • 1/2 cucharada de Golden Syrup (o miel)
  • 65 grs de cacao puro en polvo desgrasado 0% azúcares añadidos Valor
  • 100 grs de Maizena
  • 42 grs de mantequilla sin sal
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 375 mls de agua fría
  • 50 grs de chocolate negro postres Valor 70%
  • 15 grs de azúcar blanco
  • Para decorar:
  • 270 grs de migas de bizcocho de chocolate

Volvemos a la carga con otra magnífica tarta americana. Esta vez le toca el turno a la no tan famosa “Brooklyn Blackout Cake”. Es una tarta con mucha historia y es perfecta para los adictos al chocolate (como yo). Y además… resulta que ha sido… ¡mi tarta de cumpleaños! Sí, me cayó el fin de semana un añito más. Hacía muuuuuucho tiempo que no hacía mi propia tarta de cumpleaños. Creo que fue una buena decisión porque impresionó (por su estética) y gustó mucho (por su sabor) a todos los que la probaron. Yo que vosotros me la apuntaba para hacerla en alguna ocasión especial, especialmente si adoráis el chocolate.

La historia de esta tarta tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos. En el año 1942 el Cuerpo de Defensa Civil de Nueva York decidió sumir la ciudad en la total oscuridad tras los ataques a varios barcos por parte de los enemigos. Parece ser que las grandes luces de la ciudad hacían muy visibles sus movimientos y varios acorazados aparecieron hundidos. Las luces de la ciudad se apagaron, las ventanas estaban cubiertas con material pesado y los vehículos circulaban de noche sin luces, no funcionaban ni las farolas. Todo para asegurarse de que los submarinos enemigos no pudieran ver la luz y atacar los barcos del astillero de Brooklyn. Así que durante los apagones que duraron hasta el final de la guerra una pastelería llamada Ebinger’s Bakery creó esta tarta de chocolate de 3 pisos y rellena de pudin a la que llamó “Brooklyn Blackout”. Con ella mostraron su incondicional apoyo a su amada ciudad. La tarta alcanzó mucho éxito durante los siguientes años aunque nunca salió su receta de Nueva York. Tras la mala gestión de la pastelería cerró en agosto de 1972.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 160º C con calor arriba y abajo mientras preparamos todos los ingredientes para el bizcocho que tienen que estar a temperatura ambiente. Esta tarta Brooklyn Blackout la he elaborado en dos días. El día anterior hice los bizcochos y la crema de chocolate y al día siguiente rellené y decoré la tarta. Es importante que la crema repose durante toda la noche para que adquiera la consistencia adecuada para poder trabajarla.

Para los bizcochos. En el bol del robot de cocina con el accesorio pala ponemos a batir a velocidad alta el azúcar y la mantequilla que tiene que estar a temperatura ambiente. Cuando la mezcla quede cremosa cambiamos el accesorio a globo e incorporamos los huevos de uno en uno y batimos hasta integrar. Bajamos la velocidad e incorporamos el extracto de vainilla y batimos suavemente. Después, añadimos el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal previamente tamizados y continuamos batiendo hasta que no veamos grumos. Incorporamos ahora la mitad de la harina tamizada y la leche. Batimos y terminamos de añadir el resto de la harina. Batimos hasta homogeneizar.

Dividimos y vertemos la masa en dos moldes de 15 cms de diámetro por 10 de alto que estarán previamente engrasados o rociados con spray desmoldante y con un disco de papel de horno en su base. Alisamos la superficie de ambas masas. Introducimos en el centro del horno a 160º C durante 1 hora. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pinchar con un palillo éste sale limpio. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. De cada bizcocho saqué dos capas de 2,5 cm de grosor. Realmente sólo necesitamos 3 capas. El resto de ambos bizcochos los guardamos para decorar la tarta más tarde. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para la crema de chocolate. En un cazo ponemos a hervir a fuego medio el azúcar, el Golden Syrup, el cacao tamizado y 300 mls de agua. Removemos poco a poco hasta mezclar todos los ingredientes. Por otro lado, en un bol mezclamos la maizena con 75 mls de agua fría. Removemos bien con una varilla manual hasta obtener una consistencia como de cola de carpintero. Al principio os costará pero poco a poco se consigue. Esto es muy importante. Si es necesario podéis usar la batidora eléctrica. Una vez lista, la incorporamos poco a poco y sin dejar de remover al cazo que tenemos al fuego hasta obtener una crema espesa de color marrón.

Una vez lista la crema, apartamos el cazo del fuego e incorporamos rápidamente la mantequilla en trozos, el chocolate negro troceado y el azúcar blanco y removemos rápidamente hasta que todo se funda y consigamos una crema espesa de color oscuro. Dejamos templar a temperatura ambiente y después la guardaremos en la nevera hasta el día siguiente. Acordaos de tapar con film transparente pero aseguraos de que el plástico toca la crema para que no le salga costra.

Los restos de bizcocho que nos han sobrado los metemos en una picadora y trituramos hasta obtener unas migas. Para cubrir la tarta completamente necesitaremos aproximadamente 270 grs de migas.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho y rellenamos con 180 grs de pudin de chocolate (Más o menos 1/4). Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica. Ponemos la segunda capa de bizcocho y rellenamos nuevamente con otros 190 grs de pudin. Por último, colocamos la última capa. Cogemos el resto de pudin de chocolate con la espátula e iremos cubriendo totalmente la tarta. Podemos alisarla un poco pero no es necesario. Ahora cogemos las migas del bizcocho y con las manos vamos pegándolas por todo la tarta hasta que quede bien cubierta.

Imprime la receta Imprime la receta

 

NOTA: La receta original de esta tarta está sacada del libro Hummingbird Bakery Cookbook pero con los muy acertados cambios de mi tocaya del blog de Alimenta Criss, que son añadir el chocolate troceado y un poco más de azúcar al pudin. Las cantidades del relleno están modificados proporcionalmente para obtener menos cantidad de crema, ya que es una tarta pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *