Tarta de plátano y buttercream de salsa toffee. ‘Drip cake’

Ingredientes para 1 tarta de 20 cms de diámetro:

  • Para 2 bizcochos de 20 cms:
  • 400 grs de harina de trigo
  • 4 plátanos maduros
  • 360 grs de azúcar blanco
  • 350 grs de aceite de girasol
  • 8 huevos M
  • 200 mls de leche
  • 1 sobre de levadura química en polvo (16 grs)
  • 4 cucharadas de fideos de chocolate negro
  • 2 pizcas de sal
  • Para el almíbar:
  • 75 mls de agua
  • 75 grs de azúcar blanco
  • Para la salsa de toffee (400 grs aprox.):
  • 175 grs de azúcar blanco
  • 195 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • 65 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • Para la buttercream de salsa toffee (1.200 grs aprox.):
  • 575 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 575 grs de icing sugar (o azúcar glas)
  • 4 cucharadas de salsa de toffe (80 grs)
  • 1 cucharada de leche
  • Para añadir al relleno:
  • 2 plátanos en rodajas
  • Para la cobertura ‘drip’:
  • Salsa de toffee casera

De nuevo vengo con otra tarta de cumpleaños que encantó a todos. En esta ocasión elegí elaborar una tarta con bizcocho de plátanos naturales y buttercream de salsa de toffee casera. Una combinación de lo más tentadora. Aquí he probado dos cosas nuevas. Una, he cambiado el azúcar glas por el ‘icing sugar’ y es que es una maravilla porque no chasca en la boca nada de nada. Se nota que es mucho más fino. Estoy usando el de la marca Funcakes. Os lo recomiendo totalmente. La otra novedad es la técnica que he usado en esta tarta. Los pasteles ‘Drip cake’ llevan de moda mucho tiempo pero no me había atrevido hasta ahora. ‘Drip’ significa goteo, así que estamos hablando de una tarta que tiene una cobertura que gotea. La que mejor queda es la que se hace con ganache ya que chorrea por la pared de la tarta y no suele llegar hasta abajo porque se enfría y se sodifica antes, pero esta salsa de toffee casera tampoco queda mal del todo. ¿Qué os parece a vosotros?

Elaboración:

Para la salsa toffee casera. Ponemos un cazo a fuego medio y echamos el azúcar. Iremos removiendo con una cuchara de madera (nunca de metal). Cuando se haya disuelto por completo y el jarabe tenga color dorado, bajamos un poco el fuego e incorporamos poco a poco la nata que tendrá que estar tibia. Mezclamos suavemente. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y vamos removiendo con la cuchara hasta disolver bien el caramelo que se habrá hecho grumos. Pero poco a poco con el calor se irá derritiendo.

Cuando la mezcla de caramelo esté totalmente líquida y homogénea la apartamos del fuego. Agregamos entonces la mantequilla y mezclamos hasta integrar. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y reservamos. Este paso lo podemos hacer el día anterior y guardar la salsa toffee bien tapada en la nevera.

Para el bizcocho. Precalentamos el horno a 175º C. En un bol grande batimos el azúcar blanco con los huevos hasta que blanquee la mezcla. Los huevos los añadimos de uno en uno y batiendo muy bien. Después, agregamos el aceite de girasol. Seguido echamos el puré de plátanos que habremos machacado en un bol previamente. Incorporamos la harina, la sal y la levadura tamizados al bol en dos tandas y alternando con la leche. Finalmente echamos los fideos de chocolate y los mezclamos con una espátula. Dividimos y vertemos la masa dentro de 2 moldes de 20 cms previamente engrasados y enharinados. Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 55 minutos aprox. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pincharlos con un palillo éste sale limpio. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla ambos bizcochos.

Una vez fríos los dos bizcochos, los cortamos en dos capas. En total obtendremos 4 capas iguales, las mías de 2 cms de grosor. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Para la buttercream de salsa de toffee. En el bol metálico del robot de cocina, incorporamos el icing sugar y la mantequilla a temperatura ambiente. Colocamos el accesorio de pala y batimos durante 10 minutos. Añadimos la salsa de toffee y la leche y mezclamos durante otros 5 minutos más. Debemos conseguir una buttercream muy cremosa. Con estas cantidades obtenemos unos 1.200 grs aprox. Reservamos.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho de plátano. (Importante poner un poco de buttercream entre la base y el bizcocho y presionamos para que se sujete bien la tarta). Empapamos con un poco de almíbar y rellenamos con una capa de buttercream de toffee. Yo uso una cuchara de helado (de 5 cm de diámetro) para echar la misma cantidad en cada capa, eché 4 cucharadas. Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica. Ponemos la segunda capa de bizcocho, empapamos con almíbar y rellenamos con 3 cucharadas de buttercream, alisamos. Encima colocamos varias rodajas de plátano. Colocamos la tercera capa de bizcocho, ponemos un poco de almíbar y ponemos de nuevo 4 cucharadas de buttercream de toffe. Alisamos con la espátula.

Por último, colocamos la cuarta capa de bizcocho y le ponemos un poco de almíbar. Cogemos un poco de buttercream y con la espátula iremos cubriendo los laterales y la superficie hasta que quede una capa fina de crema. Alisamos con una espátula. Esta primera capa de buttercream nos sirve para sellar y asentar bien la tarta. La metemos en la nevera para que endurezca durante 30 minutos.

Después, sacamos la tarta y con la misma técnica de antes, cubrimos con otra segunda capa de buttercream. Yo uso rasqueta de 19 cm de la marca Lacor. Por último, con una espátula pequeña hacemos los surcos horizontales apoyándola suavemente sobre la buttercream y haciendo girar de nuevo la base. La parte superior de la tarta la dejaremos lo más lisa posible.

Terminamos la decoración de nuestra tarta cubriendo la superficie con una capa de salsa de toffe echándola por los bordes con ayuda de una cuchara. Veremos cómo van cayendo los chorretones. También pondremos más salsa por el centro de la tarta y alisaremos con mucho cuidado con una espátula si fuera necesario. Cuando la cobertura de toffee esté asentada decoraremos con el resto de buttercream a modo de corona con el diseño que más nos guste. Yo alterné dos boquillas, una de estrella cerrada y otra redonda grande. Para darle un toque más chic también puse unas pequeñas flores hechas con una boquilla pequeñita.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *