Tarta de queso “La Viña”

Ingredientes para 1 tarta de 26 cms de diámetro y 2,6 kg:

  • 1 kilo de queso crema tipo Philadelphia
  • 7 huevos L
  • 400 grs de azúcar blanco
  • 1 y 1/2 cucharadas de harina de trigo
  • 500 grs de nata líquida para montar 35% m. g.

Por fin llega a mi web una de las tartas más conocidas de la red, la tarta de queso del restaurante donostiarra “La Viña”. Para su elaboración he seguido la receta original que su creador Santiago Rivera ha desvelado a través de un vídeo para conocimiento de todos. Tan sólo 5 ingredientes y un proceso de lo más sencillo para elaborar este archiconocido y delicioso manjar que se encuentra entre las 10 mejores tartas de queso de toda España.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 210º C con calor arriba y abajo mientras dejamos listo el molde de antemano. Cogemos una o dos láminas de papel de horno o sulfurizado y lo mojamos bajo el chorro del agua. Lo arrugamos con las manos, lo escurrimos bien y lo colocamos en el molde, presionando sobre la base adaptándolo y manteniendo los bordes altos por fuera. Reservamos.

Por otro lado, en un bol grande añadimos el queso crema (previamente batido para que quede más blando), los huevos, el azúcar y la harina y mezclamos bien hasta integrar. (Podemos hacerlo también en el robot de cocina.) Por último, agregamos la nata líquida y mezclamos de nuevo sin sobrebatir hasta conseguir una masa homogénea. Vertemos la masa en el molde y lo introducimos en el horno, en la parte central y cocemos la tarta de queso durante 40 minutos. Si vemos que se dora en exceso la superficie, en los últimos 5 minutos pondremos papel de aluminio por encima para que no se queme.

Pasado el tiempo, sacamos la tarta del horno y si la movemos un poquito veremos que la parte central parece que no está cocida ya que se mueve como un flan. Puede que incluso tenga alguna grieta. No hay ningún problema. Sólo dejaremos que nuestra tarta de queso se enfríe dentro del molde a temperatura ambiente durante 5 horas. Después, desmoldamos y quitamos con cuidado el papel para poder cortarla en trozos y disfrutarla. Una tarta que se merece un puesto de honor en mi recetario de dulces. Con una textura muy cremosa y un sabor suave conquista desde la primera cucharada.

Si la vais a consumir al día siguiente, os recomiendo taparla con film transparente cuando esté fría y guardarla en la nevera durante la noche sin desmoldarla. Tan sólo tendremos que sacarla 30 minutos antes de servirla para que esté de nuevo perfecta.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *