Tarta láminas de chocolate bicolor

Ingredientes para una tarta de 20 cms de diámetro:

  • Para el bizcocho de chocolate:
  • 400 grs de harina de trigo
  • 400 mls de leche
  • 660 grs de azúcar blanco
  • 200 mls de aceite de oliva suave o girasol
  • 6 huevos M
  • 150 grs de cacao en polvo Valor sin azúcar
  • 24 grs de levadura química en polvo
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 400 mls de agua hirviendo
  • Para el almíbar:
  • 75 mls de agua
  • 75 grs de azúcar blanco
  • Para la buttercream de galletas (180 grs aprox.):
  • 80 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 80 grs de icing sugar tamizado
  • 1 cucharada de leche
  • 3-4 cucharadas de galletas tipo María molidas (5 galletas molidas)
  • Para el relleno de ganache de chocolate (380 grs aprox.):
  • 200 grs de chocolate negro para postres
  • 200 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • Para la cobertura de ganache de chocolate ( 470 grs aprox.):
  • 250 grs de chocolate negro para postres
  • 250 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • Para las láminas de chocolate:
  • 400 grs de chocolate negro
  • 40 grs de chocolate blanco

Esta preciosa tarta con un intenso sabor a chocolate la hice por abril para un cumpleaños familiar y aún no la había publicado en la web. Pero por fín está aquí la famosa tarta láminas de chocolate bicolor. Es un poco laboriosa pero el resultado, como véis, es muy original. He de deciros que sorprendió muchísimo tanto por su diseño como por su sabor. Volví a recurrir al infalible bizcocho de chocolate intenso, relleno con capas de ganache de chocolate y buttercream de galletas María. Todo ello cubierto con más ganache de chocolate y decorada con láminas rotas de chocolate blanco y negro. Esto fue muy divertido hacerlo pero también había que manejarlas con mucho cuidado ya que son muy delicadas.

Elaboración:

Para los bizcochos de la tarta de 20 cms de diámetro. Precalentamos el horno a 175º C. En el bol grande del robot de cocina batimos el azúcar blanco con los huevos hasta que blanquee la mezcla. Los huevos los añadimos de uno en uno y batiendo muy bien. Después, agregamos el aceite y el extracto de vainilla. En otro bol mezclamos la harina tamizada junto con una pizca de sal, la levadura y el cacao en polvo.

Cuando esté todo bien mezclado, lo incorporamos a cucharadas al bol del robot de cocina alternando con la leche y batimos a velocidad media hasta integrar todo. Por último, añadimos el agua caliente y mezclamos suavemente hasta conseguir una masa líquida. Dividimos y vertemos la masa en 2 moldes de 20 cms x 10 cms previamente engrasados y enharinados o rociados con spray desmoldante. Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 55 minutos aprox. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pinchar con un palillo éste sale limpio. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Una vez fríos los dos bizcochos, los cortamos en dos capas, desechando los copetes. En total obtendremos 4 capas iguales, yo las corto de 2 cms de grosor. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Para las láminas de chocolate. Fundimos al baño ambos chocolates por separado. Cuando el chocolate negro esté totalmente líquido lo esparcimos y alisamos con una espátula sobre papel de hornear o papel vegetal (yo uso el del Mercadona que tiene 38×42 cms).  Después, vertemos hilos del chocolate blanco sobre el chocolate negro y con una brocheta de madera vamos haciendo espirales para crear el dibujo sobre el chocolate. Dejamos enfriar totalmente a temperatura ambiente para que se endurezca. Cuando aún no esté endurecido del todo es mejor dejarle ya hechas las marcas de las medidas de cada lámina. Primero marcamos con un cuchillo la mitad horizontalmente y de cada mitad sacaremos láminas de unos 2 cms de ancho aproximadamente. Cuando el chocolate esté frío podremos manipularlas pero hemos de hacerlo con muchísimo cuidado ya que se rompen con mucha facilidad.

Para el relleno de ganache de chocolate. En un bol de cristal ponemos el chocolate troceado mientras calentamos la nata en un cazo a fuego medio. Cuando comience a hervir la vertemos sobre el chocolate, esperamos un minuto. Después, empezamos a remover con la varilla de mano hasta formar una crema homogénea. Dejamos enfriar hasta que tenga una consistencia como de nocilla y que se pueda untar. Esto puede tardar incluso más de 1 hora, así que tened paciencia. También podéis meterla en la nevera una vez que no esté caliente pero id vigilando de vez en cuando para comprobar su consistencia.

Para la buttercream de vainilla. En el bol metálico del robot de cocina, incorporamos el azúcar glas y la mantequilla. Colocamos la pala y batimos durante 10 minutos. Después, añadimos la leche y la galleta molida y batimos durante 5 minutos más. Debemos conseguir una buttercream muy cremosa. Con estas cantidades obtenemos unos 180 grs de crema aprox.

Para la cobertura de ganache de chocolate. Procedemos de la misma manera que para preparar el relleno. Podéis hacer las elaboraciones por separado o juntas. Si hacéis esto último, recordad tener a mano una báscula de cocina para pesar las cantidades que van para cada parte de la tarta. Yo las hice por separado para comprobar qué cantidad daba al relleno y qué cantidad para la cobertura. Las elaboré la noche anterior al montaje de la tarta y las dejé en dos boles tapadas conf film transparente en la nevera toda la noche. Así os aseguráis una consitencia apta para su uso.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho de chocolate. (Importante poner un poco de ganache entre la base y el bizcocho y presionamos para que se sujete bien la tarta). Empapamos con un poco de almíbar y rellenamos con 180 grs de la ganache de chocolate. Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica.

Ponemos la segunda capa de bizcocho, empapamos con almíbar y rellenamos con la buttercream de galletas. Alisamos un poquito con una espátula. Colocamos la tercera capa de bizcocho, empapamos con más almíbar y rellenamos con otros 180 grs de ganache de chocolate. Por último, colocamos la última capa y le ponemos un poco de almíbar. Ahora cogemos el resto de ganache con la espátula e iremos cubriendo los laterales y la parte de arriba hasta que quede toda la tarta bien cubierta. No hace falta que quede totalmente lisa ya que la vamos a cubrir con las decoraciones de chocolate.

Para terminar, cogemos con mucho cuidado las láminas de chocolate que hemos hecho y las vamos pegando con cuidado por todo el contorno de la tarta. A mí se me rompieron algunas, otras las corté para hacerlas mas cortas que otras y me sobraron trocitos de láminas por lo que decidí cubrir la superficie con ellos. Para terminar colocamos un bonito topper de nuestra elección. ¡Tarta lista! ¿Qué os parece?

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *