Receta de Tarta rosa con sabor a chicle

Ingredientes para un molde de 15 cm de diámetro x 10 cm de alto:

  • Para el bizcocho con sabor a chicle:
  • 200 grs de harina de trigo
  • 200 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 grs de azúcar blanco
  • 4 huevos M
  • 1 yogur natural
  • 1 sobre de levadura en polvo (16 grs)
  • 35 grs de pasta concentrada sabor chicle Home Chef
  • Colorante en gel rosa fucsia
  • Para el almíbar:
  • 100 mls de agua
  • 100 grs de azúcar blanco
  • Para el relleno:
  • 800 mls de nata para montar
  • 200 grs de azúcar glas
  • 32 grs de estabilizante para nata
  • Colorante en gel rosa fucsia
  • Para decorar:
  • 1 piruleta de corazón y sprinkles de colores

¡Teníais que haber visto la cara de Carmen al ponerle esta tarta delante de sus ojos! La sobrina de mi chico cumplía el pasado sábado 4 añitos y su madre me pidió que hiciese su tarta de cumpleaños. Estuve toda la semana anterior pensando en el diseño, preparé un montón de bocetos sobre el papel y este ha sido el resultado final. Ya me diréis qué os parece.

Elaboración:

Para el bizcocho. Precalentamos el horno a 170º C. En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien mezclado. Después, agregamos los huevos, de uno en uno. A continuación el yogur y la pasta de chicle. Ahora incorporamos la harina y la levadura tamizados en dos tandas. Mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea. Por último, echamos el colorante en gel rosa ayudándonos con un palillo. (Cada vez que vayamos a añadir más colorante usaremos un palillo nuevo). Ponemos la cantidad que deseemos pero teniendo en cuenta que en el horno el color subirá de tonalidad. Vertemos la masa dentro del molde previamente engrasado y enharinado. Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 55 minutos. Sabremos si el bizcocho está cocido si al pinchar con un palillo de brocheta éste sale limpio. Cuando esté listo lo dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Cortamos nuestro bizcocho en tres capas iguales. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Para el relleno. En un bol muy muy frío montamos 600 grs de nata. Cuando comience a coger cuerpo le añadimos 150 grs de azúcar glas y 24 grs de estabilizante. También es el momento de añadir con un palillo (nuevo) el colorante rosa fucsia, poco, para que quede un rosa clarito. Terminamos de montar cuando la nata quede consistente y forme picos. Reservamos en la nevera. (El resto de nata y azúcar lo guardaremos para montar más tarde una nata rosa más fuerte para la decoración).

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho. Empapamos bien con el almíbar y rellenamos con la nata rosa clarito utilizando la manga pastelera o con una espátula. Montamos la segunda capa, echamos almíbar y rellenamos con nata. Colocamos la tercera capa, emborrachamos un poquito y cubrimos la superficie y los lados de la tarta con la nata restante. No añadiremos toda de golpe, si no, que le damos una primera capa con la mitad de la nata que nos quede y alisamos con la espátula. Guardamos la tarta en la nevera durante 20 minutos para que se endurezca la nata. Guardamos también la nata. Transcurrido ese tiempo, sacamos la tarta y la nata de la nevera y terminamos de cubrir la tarta con la nata restante.

Ahora decoramos como más nos guste. Yo he optado por hacer unas decoraciones a modo de flores con la boquilla de estrella cerrada por la base y la superficie pero de un rosa más oscuro. Para ello, en un bol montamos 200 mls de nata con 50 grs de azúcar glas y 8 grs de estabilizante. Ahora le añadimos el doble o triple de cantidad de colorante rosa fucsia. Metemos la nata en la manga pastelera y decoramos poco a poco. Para terminar y para que quedara más bonito, también le puse una piruleta de corazón, sprinkles de colores y un cartelito con el nombre de la cumpleañera. Da un poco de guerra la tarta pero creo que el resultado merece la pena. Y sé que ésta no va a ser la última… veo que llegan más cumpleaños…

 Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *