Tartaletas finas de manzana con salsa de caramelo salado

Ingredientes para 4 unidades:

  • Para las tartaletas:
  • 1 plancha de hojaldre fresco
  • 2 manzanas Golden grandes
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • Sal gorda o en escamas
  • Para la salsa de caramelo salado:
  • 170 grs de azúcar blanco
  • 175 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 1 cucharada de mantequilla

Este es un postre muy fácil y resultón que os recomiendo si os sobran manzanas y si además disponéis de una plancha de hojaldre de sobra en la nevera. Que es lo que me pasó a mí. Así que me acordé de una receta que ví por internet que incluía estos ingredientes. La receta de estas tartaletas finas de manzana con salsa de caramelo salado la podéis encontrar en la web Go Bold with Butter. Tiene un montón de platos muy apetecibles de los que sacar ideas. Comentaros también que la salsa de caramelo salado es espectacular. Es para comérsela a cucharadas. Con las cantidades que os doy os sobrará pero podéis preparar otros postres donde usarla.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º C con calor arriba y abajo.

Colocamos la masa de hojaldre sobre papel de hornear y estiramos un poquito con un rodillo.  Con un aro metálico o con un bol de 13 centímetros de diámetro dado la vuelta cortamos 4 discos con ayuda de un cuchillo. Quitamos la masa restante y los colocamos sobre la bandeja del horno. Pinchamos la superficie con un tenedor para que la masa no suba durante la cocción.

Las manzanas las descorazonamos, las pelamos y las cortamos por la mitad. Cortamos en rodajas. Cada mitad de manzana nos dará para cubrir un disco de hojaldre. Ponemos las rodajas formando una espiral. Derretimos la mantequilla en el microondas y pintamos las rodajas de manzana de las 4 masas. Encima de cada una de ellas espolvoreamos también una cucharada de azúcar moreno.

Metemos la bandeja al horno y cocemos las tartaletas a 200º C durante 25 minutos aproximadamente hasta que tengan la superficie dorada y la manzana esté tierna.

Mientras se hornean las tartaletas podemos ir preparando la salsa de caramelo salado. Para ello, ponemos un cazo a fuego medio y echamos el azúcar. Iremos removiendo con una cuchara de madera. Cuando se haya disuelto por completo y el jarabe tenga color dorado, bajamos un poco el fuego e incorporamos la nata. Mezclamos. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y vamos removiendo con la cuchara hasta disolver bien el caramelo que se habrá hecho grumos. Pero poco a poco con el calor se irá derritiendo.

Cuando la mezcla de caramelo esté totalmente líquida y homogénea la apartamos del fuego. Agregamos entonces la sal y la mantequilla y mezclamos hasta integrar. Dejamos templar.

Una vez horneadas nuestras tartaletas de manzana, las servimos en platos, vertemos un buen chorro de salsa de caramelo salado y espolvoreamos un poco de sal en escamas sobre cada una de ellas. Os aseguro que el primer bocado es de auténtico placer.

Imprime la receta Imprime la receta

 

NOTA: Con las cantidades que os pongo para hacer la salsa de caramelo salado (que son las mismas que da la receta original) os sobrará pero podéis guardarla en la nevera en un recipiente cerrado durante 2 semanas. Seguro que antes de ese tiempo se os ocurren muchas recetas dulces donde darle uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *