Tiras de pollo crujientes con salsa de miel y mostaza

Ingredientes para 2-3 personas:

  • Para las tiras de pollo:
  • 3 pechugas de pollo
  • 175 grs de cornflakes
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 cucharadita de copos de cayena
  • 1/2 cucharada de ajo en polvo
  • 1/2 cucharada de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 huevos M
  • Harina para rebozar
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Para la salsa de miel y mostaza:
  • 2 cucharadas de mayonesa suave
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon

Pero ¿cómo puede estar ésto tan bueno? y ¡crujiente! Y qué ganas tenía de hacer esta receta en casa ya que siempre la he probado en bares. Concretamente estas tiras de pollo crujientes con salsa de miel y mostaza las hacen genial en uno que hay cerca de Carabanchel al que he ido varias veces con una amiga que vive por la zona. Allí lo ponen con varias salsas pero la que a mí más me gusta es la que os traigo hoy. Y aunque os parezca raro, sí, habéis leído bien, la salsa de miel y mostaza lleva mayonesa. Y la mostaza no vale cualquiera, tiene que ser la de Dijon.

Elaboración:

Primero vamos a preparar el pollo y para que esté blando y jugoso lo marinaremos. Para ello, en un bol echamos el aceite de oliva, la miel, los copos de cayena, el ajo y la cebolla en polvo, la sal y la pimienta molida. Mezclamos hasta obtener una salsa homogénea. Introducimos el pollo cortado en tiras no muy finas. Removemos todo bien con una espátula para que el pollo se impregne de la salsa. Tapamos con film transparente y dejamos reposar durante 1 hora en la nevera.

Mientras tanto preparamos la salsa para untar después las tiras de pollo. En un cuenco echamos la mayonesa, la miel y la mostaza y mezclamos bien hasta integrar. Tapamos con film transparente y guardamos en la nevera hasta el momento de usarla.

Precalentamos el horno a 180º C con calor arriba y abajo. Dejaremos lista también la bandeja de horno cubierta con una hoja de papel vegetal. Los huevos los batimos en un plato hondo. Los cornflakes los aplastaremos sólo un poco dentro de una bolsa para congelados y después los pondremos en un plato llano grande. También ponemos un poco de harina en otro plato. Yo he usado harina de arroz que es muy fina.

Sacamos el pollo de la nevera y vamos pasando cada tira de pollo por la harina, el huevo y después, por los cornflakes. Una vez bien cubiertas las ponemos sobre el papel de horno. Rociamos con un poco de aceite de oliva y horneamos durante 18-20 minutos hasta que estén doraditas nuestras increíbles y crujientes tiras de pollo. Las colocamos en una fuente y las acompañamos con la salsa de miel y mostaza. ¡Espectaculares! ¡No digo más!

Imprime la receta Imprime la receta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *