Mermelada de higos verdes

mermelada-de-higos-3

Ingredientes para 800 grs aprox:

  • 1 kilo de higos verdes maduros
  • 450 grs de azúcar blanco
  • Zumo de 1 limón

Y aquí está la segunda receta que hice con los higos verdes que me trajo mi compi Elena. La otra receta (link aquí) que hice fue esta ensalada de pasta farfalle con higos, piñones y queso gorzola. Increíblemente buena. Los higos estaban muy maduros y qué mejor manera de darles salida rápida que preparando una deliciosa mermelada. Las mermeladas se hacen básicamente todas iguales, con fruta y azúcar. El azúcar es uno de los mejores conservantes que existen y además hace que se mantengan todas las características nutricionales de los alimentos. Cada uno tiene su manera de elaborarla pero es muy fácil. Utilizaremos siempre la mitad de azúcar que de peso en fruta. Yo le quité un poco de azúcar porque sinceramente no soy muy golosa. Vamos con la receta.

mermelada-de-higos-2

Elaboración:

Lavamos y secamos bien los higos. Podemos quitarles la piel si la encontramos dura, pero si están muy tiernos, como era mi caso, los dejamos sin pelar. Después, los colaremos así que no pasa nada. Los cortamos en trocitos y los echamos en una cazuela junto con el zumo de limón. Añadimos la mitad del peso de los higos en azúcar. Yo puse un poquito menos, 450 gramos para 1 kilo de higos.

Ponemos la cazuela a fuego medio bajo y cocemos durante 30-35 minutos. Iremos dándole vueltas de vez en cuando y sobre todo, vigilando que no se pegue en el fondo de la cazuela. No queremos sorpresas desagradables luego. Transcurrido el tiempo veremos que ha espesado un poco. Para saber si la mermelada está en su punto podemos probar poniendo un poco en un platito y esperar a que se enfríe. Si se mantiene consistente la mermelada es que ya está lista.

mermelada-de-higos-4

Si incorporásteis los higos cortados en cubitos pequeños y os gusta encontraros trocitos de fruta en la mermelada, podéis dejarla tal cual. Pero también podéis colarla para desechar las pieles y que quede más fina. Yo la pasé por un pasapurés y quedó genial. Las pepitas pasan a través de los agujeros del colador, pero no molestan para nada a la hora de comerla.

¿Cómo conservamos nuestra mermelada de higos verdes? La mejor manera es guardarla en tarros de cristal y poder hacer uso de ella en un futuro. Si optamos por esta idea, es muy importante esterilizar primero los tarros. Para ello, los pondremos a hervir (tarro y tapa) durante 15 minutos en una cazuela con agua. Después, los dejamos secar y enfriar. Los rellenamos sin llegar al borde y cerramos. Para sellarlos, hay dos maneras. 1. Una vez bien cerrados, los dejamos reposar toda la noche dados la vuelta. He leído que con el calor y el peso de la mermelada se hace el vacío que hará que se conserven unos pocos meses. 2. Hervir los tarros durante 30 minutos al baño María y dejar que se enfríen dentro de la cazuela con el fuego apagado. De esta manera, se pueden conservar durante más de un año.

mermelada-de-higos-1Imprime la receta Imprime la receta

 

Os dejo aquí los enlaces de otras recetas de mermeladas caseras:

Mermelada de tomate

Mermelada de moras silvestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *