Tarta de chocolate blanco y frambuesas

Ingredientes para 1 tarta de 20 cms de diámetro y 4 capas:

  • Para 2 bizcochos de vainilla:
  • 400 grs de harina de trigo
  • 400 mls de aceite de girasol
  • 400 grs de azúcar blanco
  • 8 huevos M
  • 1 sobre de levadura química en polvo (16 grs)
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 pizcas de sal
  • Para el almíbar:
  • 100 mls de agua
  • 100 grs de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para la ganache de chocolate blanco:
  • 400 grs de chocolate blanco para postres
  • 140 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • Para la buttercream de chocolate blanco:
  • 200 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 grs de icing sugar
  • 180 grs de chocolate blanco para postres
  • 150 grs de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • Para el relleno y decorar:
  • 3 cajitas de frambuesas frescas de 170 grs cada una
  • Pistachos pelados y molidos

¡Cuánto echaba de menos hacer una tarta con deliciosos rellenos y varias capas! Y decorarlas de una manera bien bonita… La última que hice de este tipo fue mi propia tarta de boda a principio de año (podéis verla aquí). Así que cuando me pidieron hacer una tarta de cumpleaños me alegré un montón. Esta preciosa tarta es para celebrar el 30 cumpleaños de Javi, el novio de Araceli (o como nosotros la llamamos «la cuqui», jeje). Cuquito, espero que te haya gustado mucho la tarta y que hayas disfrutado a tope el día de tu cumpleaños.

Elaboración:

Para el bizcocho. Precalentamos el horno a 175º C. En el bol grande del robot de cocina batimos el azúcar blanco con los huevos hasta que blanquee la mezcla. Los huevos los añadimos de uno en uno. Después, agregamos el aceite de girasol y el extracto de vainilla. Incorporamos ahora la harina tamizada junto con dos pizcas de sal y la levadura química en polvo y terminamos de batir.

Pesamos la masa y la repartimos en 2 moldes de 20 cms previamente engrasados y enharinados o rociados con spray desmoldante. También podéis hacer los dos bizcochos de uno en uno. Como os organicéis. Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 50-55 minutos. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pinchar con una brocheta de madera ésta sale limpia. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Cada bizcocho lo cortamos en 2 capas de 2 cms de ancho (descartando el copete), de modo que obtendremos en total 4 capas iguales. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego, agregamos el extracto de vainilla, mezclamos y dejamos enfriar.

Para la ganache de chocolate blanco. Esta parte es mejor hacerla la noche anterior a la decoración de la tarta ya que requiere reposo varias horas. Troceamos las onzas de chocolate dentro de un bol resistente al calor y reservamos. Ponemos en un cazo la nata y la ponemos a fuego medio, cuando comience a hervir la retiramos y la vertemos sobre el chocolate. Esperamos un minuto y empezamos a remover con la varilla de mano hasta formar una crema homogénea y espesa. Dejamos enfriar en la nevera tapado con film transparente. Al día siguiente lo pasamos al bol del robot de cocina (nos costará un poco porque estará un poco duro) y batimos a velocidad alta hasta conseguir una crema montada. Ya estará lista para rellenar. Si tenéis mucha prisa podéis enfriarla durante 1 hora aprox. en el congelador y después montarla. Con esta cantidad saldrán aproximadamente en total unos 500 grs así que pondremos unos 160 grs por capa a la hora de rellenar la tarta.

Para la buttercream de chocolate blanco. Troceamos el chocolate blanco en un bol resistente al calor. Calentamos la nata en un cazo y cuando comience a hervir, lo retiramos y vertemos la nata sobre el chocolate, esperamos 1 minuto y después, mezclamos hasta homogeneizar. Cuando esté totalmente derretido lo dejamos templar. En el bol del robot de cocina ponemos la mantequilla en trozos a temperatura ambiente, el icing sugar previamente tamizado y batimos durante 10 minutos. Primero a velocidad más baja y después a velocidad más alta. Por último, agregamos el chocolate fundido poco a poco y en hilo. Es importante que el chocolate no quede duro pero sobre todo que no esté caliente porque estropeará la mezcla. Batimos otros 5 minutos más. Tendremos en total unos 720 grs aprox. de buttercream que nos dará para las dos capas de sellado de la tarta.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho de vainilla. (Importante poner un poco de ganache o buttercream a modo de pegote entre la base y el bizcocho y presionamos para que se sujete bien la tarta). Empapamos con un poco de almíbar y rellenamos con 1/3 de la ganache de chocolate blanco. Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica. Colocamos una capita de frambuesas frescas cortadas por la mitad (unas 20-22 frambuesas por capa). Ponemos la segunda capa de bizcocho, empapamos con almíbar y rellenamos con otro tercio de la ganache y con más frambuesas. Extendemos con la espátula. Colocamos la tercera capa de bizcocho, empapamos con más almíbar y rellenamos con el resto de ganache y más frambuesas frescas. Por último, colocamos la última capa de bizcocho y le ponemos un poco de almíbar. Cogemos ahora buttercream de chocolate blanco con la espátula e iremos cubriendo los laterales hasta que quede bien cubierta.

Cubrimos ahora la parte superior de la tarta y alisamos con una espátula para quitar el exceso de crema tanto en los laterales como en la parte de arriba. Esta primera capa de buttercream nos sirve para sellar y asentar bien la tarta. Con 300 grs nos dará para cubrirla. La metemos en la nevera para que endurezca durante 45 min-1 hora. Después, sacamos la tarta y con la misma técnica de antes, cubrimos con otra segunda capa de buttercream dejando los laterales y la superficie lo más liso posible. Yo uso una paleta alisadora de 15 cm de la marca PME. Aquí seguramente usemos algo menos de 300 grs. Pero lo importante es dejarlo lo más liso posible.

Decoramos. Podéis hacer lo que más os apetezca. Yo he colocado un montón de frambuesas frescas haciendo una media luna en la superficie y después las he espolvoreado con los pistachos molidos. El contraste del blanco de la tarta con el rosa de las frambuesas y el verde de los pistachos me parece maravilloso. También le he puesto en el centro un topper brillante de «Feliz Cumpleaños». ¿Os ha gustado?

Imprime la receta Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *