Receta de Tarta de plátano, trufa y nata vegetal decorada con papel de azúcar

Ingredientes para 1 tarta de 20 cms de diámetro:

  • Para los bizcochos de plátano:
  • 400 grs de harina de trigo
  • 4 plátanos maduros
  • 360 grs de azúcar blanco
  • 350 grs de aceite de girasol
  • 8 huevos M
  • 200 mls de leche de soja
  • 1 sobre de levadura química en polvo (16 grs)
  • 4 cucharadas de fideos de chocolate
  • 2 pizcas de sal
  • Para el almíbar:
  • 75 mls de agua
  • 75 grs de azúcar blanco
  • Para el relleno de trufa vegetal:
  • 360 grs de nata vegetal
  • 25 grs de cacao en polvo sin azúcar
  • Para la cobertura y decoración de nata vegetal:
  • 640 grs de nata vegetal
  • Colorante en gel negro
  • Colorante en gel azul
  • 1 lámina de papel de azúcar estampado (la mía ésta)

Desde que ví un vídeo en María Lunarillos (aquí) sobre cómo usar el papel de azúcar en una tarta tenía muchas ganas de hacer una parecida. Y cómo no, llegó el cumpleaños indicado para poder ponerlo en práctica. También tuve que hacerla de nata vegetal porque dos miembros de mi familia no pueden tomar leche de origen animal. La nata vegetal se usa mucho en pastelería y es perfecta cuando hace calor ya que queda muy estable. Para el diseño se me ocurrió volver a decorarla con efecto acuarela o pinceladas. Esta técnica es muy sencilla y queda muy bonita y original la tarta. Si pincháis aquí podéis ver otra tarta anterior con ese efecto pero mucho más colorida. Sé que una foto que falta sería la del corte pero no sé cómo sería al llevar el papel de azúcar. Deciros que sale un corte perfecto y que no se destroza para nada el papel. La tarta gustó y sorprendió mucho.

Elaboración:

Para los bizcochos. Precalentamos el horno a 175º C. En un bol grande batimos el azúcar blanco con los huevos hasta que blanquee la mezcla. Los huevos los añadimos de uno en uno y batiendo muy bien. Después, agregamos el aceite de girasol. Seguido echamos el puré de plátanos que habremos machacado en un bol previamente. Incorporamos la harina, la sal y la levadura tamizados al bol en dos tandas y alternando con la leche. Finalmente echamos los fideos de chocolate y los mezclamos con una espátula. Dividimos y vertemos la masa dentro de 2 moldes de 20 cms previamente engrasados y enharinados.

Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 55 minutos aprox. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pincharlos con una brocheta de madera ésta sale limpia. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Una vez fríos los dos bizcochos, los cortamos en dos capas. En total obtendremos 4 capas iguales, las mías de 2 cms de grosor. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos enfriar. Guardamos hasta su uso.

Para la trufa vegetal. Es muy importante que tanto el brick de nata vegetal como el bol estén lo más fríos posible. Montamos la nata con la batidora eléctrica de varillas y cuando empiece a coger cuerpo será el momento de añadir el cacao en polvo previamente tamizado. Cuando la trufa haga picos y esté consistente es que está preparada. Obtendremos en total unos 370 grs de trufa para las 3 capas de relleno de unos 120 grs cada uno.

Para la nata vegetal. Montamos la nata de la misma manera que para hacer la trufa, con el bol y la nata vegetal bien fríos. Aquí obtendremos aproximadamente unos 630 grs de nata vegetal montada. Apartamos unos 70 grs de nata para teñirla con los colorantes azul y negro para conseguir el azul de las franjas del papel de azúcar. Con esa nata azul grisácea haremos los efectos de acuarela de la tarta y las pequeñas flores de la decoración sobre el borde superior.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho. (Importante poner un poco de trufa vegetal entre la base y el bizcocho y presionamos para que se sujete bien). Empapamos con un poco de almíbar y rellenamos con 1 tercio de la trufa (120 grs aprox.). Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica.

Ponemos la segunda capa de bizcocho, empapamos con almíbar y rellenamos con más trufa. Alisamos un poquito con una espátula. Colocamos la tercera capa de bizcocho, empapamos con más almíbar y rellenamos con el resto de trufa. Por último, colocamos la última capa y le ponemos un poco de almíbar. Ahora cogemos la nata vegetal blanca y con ayuda de una espátula iremos cubriendo la parte superior y los laterales hasta que quede toda la tarta bien cubierta y lisa. Aquí usaremos unos 300-350 grs para cubrirla entera.

Después, cogemos con una espátula más pequeña un poco de nata vegetal azul grisácea y ponemos pegotes alrededor de la tarta. No pongáis muchos. De nuevo con la espátula alisamos bien y veremos cómo se crea ese efecto acuarela.

El papel de azúcar lo cortamos en un círculo menor que el diámetro de la tarta. Es decir si la tarta tiene 20 cms, cortadlo en 18 cms. La idea es que no llegue al borde que es lo que me pasó a mí y por eso se ve un poco por debajo de la decoración. Lo recortamos y lo pegamos directamente encima y presionamos con los dedos un poquito para que se pegue bien. Con el resto de la nata vegetal blanca haremos las decoraciones de todo el borde y con un poco de la nata azul haremos las florecitas con ayuda de una manga pastelera y una boquilla. Os sobrará nata así que también podríais ponerle un borde inferior. Yo preferí dejarla así más sencilla. Aunque no lo creáis el color azul grisáceo es el mismo pero no sé por qué (¿será la luz?) en los laterales parece un gris oscuro…

 Imprime la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *