Receta de Tarta fría de plátano

Ingredientes para 1 tarta de 23 cms de diámetro:

  • Para la base de galletas:
  • 220 grs de galletas de chocolate
  • 110 grs de aceite de coco o de mantequilla derretida
  • Para el relleno:
  • 700 grs de plátano muy maduro
  • 20 grs de azúcar blanco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 350 grs de nata líquida para montar 35% m. g.
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco
  • 9 láminas de gelatina neutra
  • 60 mls de leche caliente
  • Para decorar:
  • Rodajas de plátano
  • Chocolate negro derretido

Sabor a plátano a tope! Así es esta sencilla y fresquita tarta de plátano que os traigo este mes de agosto. Hay muchas tartas frías de este tipo que aparte de llevar nata, llevan leche condensada, queso crema… Esta únicamente lleva nata y poca cantidad de azúcar con lo que no es excesivamente calórica y lleva mucha fruta.

Elaboración:

Preparamos primero la base de galletas. Trituramos las galletas de chocolate con una picadora y las ponemos en un bol, añadimos el aceite de coco previamente derretido y mezclamos. Lo ponemos en la base del molde desmontable y alisamos bien con una espátula, dorso de la cuchara o culo de un vaso. Cualquier táctica es buena. Metemos el molde en la nevera mientras nos ponemos con la siguiente preparación.

Echamos los plátanos que deben estar muy maduros (ya sabéis, los mejores son los de la piel prácticamente negra) en un bol grande, los 20 grs de azúcar y el zumo de limón y aplastamos bien hasta formar un puré. Yo usé unos 9-10 plátanos de Canarias.

Por otro lado, en un recipiente con agua fría introducimos las láminas de gelatina neutra para que se hidraten durante 5 minutos. Cuando estén bien hidratadas las disolvemos en un vaso con la leche caliente y después, mezclamos bien con el puré de plátanos. Reservamos.

Montamos la nata (que debe estar muy fría) con las varillas eléctricas a velocidad alta hasta que esté bien consistente. Iremos cogiendo porciones de nata y mezclándola con el puré de plátano. Lo haremos siempre con una espátula y con movimientos envolventes hasta acabar con toda la nata.

Sacamos de la nevera la base de galletas y vertemos la mezcla anterior. Alisamos la parte superior con una espátula, tapamos con film transparente y dejamos enfriar toda la noche.

Al día siguiente procedemos a su decoración. Colocaremos en la superficie por todo el borde rodajas de plátano y verteremos chocolate derretido por encima. Esto hacedlo siempre y cuando se vaya a consumir la tarta en el día. De lo contrario, el plátano se oxidará y quedará un poco feo.

 Imprime la receta

Os dejo aquí abajo otras tartas frías perfectas para la temporada de verano:

– Pastel de mousse de fresas

– Tarta de avena y cacao

– Tarta de leche merengada

– Tarta de queso y dulce leche

– Charlotte bicolor de mousse de moras y frambuesas

– Tarta fría de limón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *