Receta de Macarrones con albóndigas y tomate

Ingredientes para 2 personas:

  • 80 grs de macarrones pequeños
  • 8 albóndigas
  • 350 grs de tomate natural triturado
  • 1/4 cebolla blanca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • Hojas de albahaca
  • Queso parmesano recién rallado
  • Para las albóndigas (37 unidades):
  • 1 kilo de carne picada de ternera y cerdo
  • 2 huevo M
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 60 mls de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 2 cucharaditas de especias cajún

Un clásico que nunca falla. Pasta con albóndigas y tomate. Y mucho queso recién rallado. Que haces un kilo de albóndigas pues siempre hay que buscarle salida si no quieres pasarte la semana comiendo lo mismo. Nosotros solemos hacer 1 kilo de albóndigas de golpe y luego entre semana comemos un par de veces y el resto de albóndigas las congelamos envasadas al vacío para que nos duren tiempo. Así que esta vez tocaba comer las albóndigas con pasta. Elegimos unos macarrones pequeños finos que se cuecen en tan solo 3 minutos.

Elaboración:

Os dejo primero aquí mi receta para las albóndigas. Es la que hago siempre pero de vez en cuando voy cambiando las especias que le añado. Esta vez le puse especias cajún para darle un toque algo diferente.

En un bol echamos la carne picada, las rebanadas de pan de molde (sin la corteza) y remojada en la leche y el resto de ingredientes y amasamos bien con las manos limpias. Cuando esté la masa compacta y homogénea vamos cogiendo pequeñas porciones y les damos forma de bolas del tamaño de una pelota de golf. Las pasamos ligeramente por harina y las vamos colocando en la fuente del horno untada con aceite. Cuando estén todas metemos la bandeja al horno y asamos con el horno precalentado a 200º C durante 30 minutos. Salen ligeramente doraditas y huelen de maravilla.

Por otro lado, cocemos la pasta según las indicaciones del paquete. Yo usé unos macarrones pequeños que se cuecen al dente en 3 minutos. Cuando estén cocidos, los reservamos mezclados con un poquito de aceite de oliva para que no se peguen.

Mientras se cuece la pasta hacemos la salsa de tomate. En una sartén grande sofreímos la cebolla picada fina con dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté bien pochada, añadimos el tomate triturado, una pizca de sal y de pimienta negra molida. También le ponemos unas hojitas de albahaca fresca picadas. Mezclamos todo bien y lo cocinamos a fuego lento durante 5 minutos.

Pasado el tiempo, agregamos a la salsa de tomate las albóndigas y las cocinamos durante otros 5 minutos más. Por último, incorporamos los macarrones reservados. Mezclamos bien y los repartimos en dos platos. Ya sólo nos queda rallar una cantidad generosa de queso parmesano y a disfrutar…

 Imprime la receta

Os dejo aquí otras recetas muy sabrosas donde le damos salida a las albóndigas que pudieran sobrarnos:

– Albóndigas de cerdo y cangrejo con berenjena salteada

– Arroz con verduras y albóndigas

– Albóndigas con verduras al horno y salsa de queso con romero

– Bocadillo picante de albóndigas

– Albóndigas en salsa de azafrán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *