Pollo asado a la miel

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pollo entero de 1.800 grs aprox.
  • 75 grs de mantequilla
  • 3 cucharadas de miel
  • 15 grs de jengibre
  • 1 pizca de hebras de azafrán
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida

Vamos hoy con una receta de inspiración marroquí: pollo asado a la miel. En el calendario musulmán hay varias fechas muy importantes en las que se celebran comidas familiares en las que nunca pueden faltar el cordero o el pollo. La miel y el azafrán son dos de los ingredientes más cotidianos en la cocina marroquí. Es una receta que requiere de dos días de elaboración pero que es muy sencilla. La receta la he sacado del libro «141 Obras Maestras de la Cocina Universal» de ediciones Nobel.

Elaboración:

Ponemos una cazuela pequeña a fuego medio y añadimos la mantequilla para que se derrita. Incorporamos el jengibre pelado y rallado, la miel, las hebras de azafrán, la sal y la pimienta negra y dejamos que hierva durante 1 minuto. Después, apartamos del fuego y reservamos.

Colocamos el pollo en una fuente grande y con ayuda de la punta de una brocheta de madera pinchamos bien la pechuga. Vertemos toda la salsa por encima del pollo y lo frotamos bien por todo el exterior y tb añadimos un poco de salsa en el interior. Tiene que quedar bien impregnado el pollo.

Tapamos el pollo con papel de aluminio y lo dejamos reposar en la nevera durante 24 horas.

Al día siguiente precalentamos el horno a 210º C. Sacamos el pollo de la nevera y lo pasamos a una bandeja. Metemos el pollo en la parte central del horno y lo dejamos durante 10 minutos. Después, bajamos el horno a 180º C y lo dejamos 1 hora y 45 minutos aproximadamente o hasta que el pollo esté perfectamente dorado y su carne hecha.

Durante la cocción del pollo es importante sacarlo 2 o 3 veces e ir regándolo con la salsa que genera así estará mucho más jugoso por dentro. Os puedo decir que la carne de este pollo asado a la miel está sabrosísima y la salsa es de mojar pan y pan y pan… Con una ensalada o unas patatas fritas caseras tenemos un plato de lo más completo.

Imprime la receta Imprime la receta

Si te parece que es mucho pollo, siempre puedes usar el resto de carne para otras recetas. Yo te recomiendo éstas:

– Arroz con pollo asado, guisantes y pimientos rojos asados

Pasteles de pollo al horno

Quiche de pollo asado, champiñones y sofrito de cebolla y piñones

Quesadillas de tinga de pollo

– Strudel de pollo y setas Shiitake

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *