Salteado de brócoli y gulas

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 brócoli
  • 200 grs de gulas frescas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 guindillas cayenas pequeñas
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Agua

Delicioso, sano, rápido y sencillo. No se le puede pedir más a este plato. Bueno, creo que también es barato. Este salteado de brócoli y gulas lo probé un día como primer plato del menú de un restaurante y me gustó tanto que me pregunté por qué no ponerlo en la web. Además, todos sabemos de sobra que el brócoli está muy de moda y que combina con un montón de ingredientes e incluso resultan platos de lo más apetecibles. Y sino, después de preparar esta receta, os invito a que os animéis con ésta otra (receta aquí) que está para chuparse los dedos. Eso sí, no es tan sana pero alguna pega tenía que tener… jeje…

Elaboración:

La clave de un brócoli al dente y crujiente es su cocción. Por lo que no debemos pasarnos con el tiempo, como mucho podremos cocerlo hasta los 6 minutos. En este caso, menos. Para ello, ponemos un cazo con abundante agua a fuego medio, cuando comience a hervir, metemos las cabezas de brócoli y dejamos que hiervan durante 4 minutos. Después, escurrimos bien con agua fría y reservamos.

Ponemos una sartén a fuego medio. (¿Habéis visto que la mía es rosa? Es preciosa, me encanta! y además es muy buena sartén). Echamos el aceite de oliva y los dientes de ajos cortados en láminas y las guindillas cayenas y cocinamos hasta que el ajo quede dorado.

Incorporamos las gulas a la sartén y removemos un poco con la espátula. Dejamos que se sofrían durante un par de minutos pero es importante que no se lleguen a tostar.  A continuación, agregamos las cabezas de brócoli, mezclamos de nuevo, salpimentamos y salteamos durante 2 o 3 minutos. En este momento, os llegará muy buen olor.

Y nuestro plato de lo más sencillo y sano está listo para disfrutar. Si le queréis dar más potencia de sabor porque con la guindilla cayena no os ha sido suficiente tenéis dos opciones. Una es partir por la mitad las guindillas cayenas en el momento de añadirlas al aceite junto con los ajos y otra es aromatizar este plato con un aceite de guindillas casero. Aquí tenéis varias opciones muy interesantes.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Y aquí os voy a dejar un listado con varias recetas que llevan brócoli y otras que son perfectas para elaborar en sartén:

Quiche de brócoli, bacon y queso Afuega’l Pitu

Crema de brócoli y espinacas

Trenza de brócoli y pollo

Huevos con espinacas en salsa

Revuelto de tomate

Frittata de cebolla

Huevos en el purgatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *