Tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores

Tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores 4

Ingredientes para 1 tartaleta de 20 cms de diámetro:

  • 8 láminas de masa filo
  • 60 grs de mantequilla derretida
  • 18 tomatitos de colores
  • 3/4 cebolla morada
  • 3 huevos M
  • 150 mls de nata líquida para cocinar
  • 200 grs de requesón
  • 50 grs de queso parmesano recién rallado
  • 1 puñadito de cebollino fresco picado
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida al gusto

¡Crunch! ¡Crunch! ¡Crunch! es el sonido que oiréis cuando probéis esta tartaleta tan rica. Y es que la masa filo es increíblemente crujiente cuando se hornea. Os propongo esta tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores para comer, para cenar o para ‘brunch’. Este tipo de tartas saladas son una manera atractiva de presentar una deliciosa comida. Como siempre os digo, con ellas tendréis el éxito asegurado.

Tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores 2

Elaboración:

Lo primero que hacemos es pochar la cebolla cortada en juliana y 12 tomatitos cortados en cuartos con una pizca de sal en una sartén con el aceite a fuego bajo. Tardará más o menos entre 15 y 20 minutos. Cuando las verduras estén listas, las escurrimos y las dejamos templar sobre papel absorbente de manera que podamos eliminar también el exceso de grasa. Precalentamos el horno a 175º C con calor arriba y abajo mientras preparamos la base crujiente de nuestra tartaleta.

Disponemos un molde desmontable de 20 cms de diámetro previamente engrasado sobre una mesa. Metemos dentro la primera lámina de masa filo, presionamos un poco con los dedos para pegarla a la base y a los laterales y dejamos los extremos sobresaliendo por el borde del molde y la pintamos con una brocha con la mantequilla derretida. Haremos esto con mucho cuidado ya que las láminas son muy frágiles y pueden romperse con facilidad. Hacemos lo mismo con el resto de láminas pero las colocaremos perpendicularmente unas sobre otras.

Tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores 3

En un bol grande batimos los huevos, la nata, la sal y la pimienta negra molida al gusto. Añadimos ahora la verdura pochada, los quesos y el cebollino bien picadito y mezclamos hasta homogeneizar. Vertemos la mezcla en el molde y colocamos encima 6 tomatitos de colores cortados por la mitad. Ahora con unas tijeras cortamos a ras del borde del molde el sobrante de masa filo que queda colgando. Después lo colocamos con los dedos sobre el relleno y pincelamos de nuevo con la mantequilla derretida.

Metemos el molde en el centro del horno durante 45-50 minutos a 175º C hasta que la tartaleta esté dorada y su interior cocido. Podemos pinchar con una brocheta de madera para comprobarlo. Si aún no está hecho el relleno y los bordes están dorados, podemos poner encima un trozo de papel de aluminio para que no se queme la masa filo. Una vez lista, la sacamos del horno, la dejamos reposar durante 5 minutos, desmoldamos con cuidado y la servimos bien caliente. Me encanta el sonido que hace al romperse la masa crujiente. ¿Queréis comprobarlo? Pues aquí tenéis la receta. Ya no hay excusa.

Tartaleta crujiente de queso y tomatitos de colores 1

Imprime la receta Imprime la receta

 

Si te ha gustado esta tartaleta, prueba con estas otras tartas saladas:

Quiche de chorizo, cebolla y morcilla

Quiche de morcilla de Burgos y manzana

Quiche de anchoas y pimientos de la huerta

Quiche de salmón, gulas, espinacas y queso azul

Quiche de jamón, espinacas y queso de cabra

Quiche de calçots

Quiche de berenjena y sobrasada

Quiche de ahumados con queso curado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *