Receta de Grisines con orégano, ajo y sal gorda

Ingredientes para 14 unidades:

  • 230 grs de harina de fuerza
  • 130 mls de agua templada
  • 5 grs de levadura fresca
  • 20 mls de aceite de oliva virgen extra
  • 3 grs de sal fina
  • 1 y 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de ajo seco granulado
  • Agua para pincelar
  • Sal gorda

Me gustan los grisines y siempre he tenido mucha curiosidad y ganas de hacerlos. Tampoco soy de las que se atiborran a ellos cuando visito un restaurante italiano pero me parecen ideales para la hora del aperitivo. En lugar de sacar picos pues sacas estos grisines caseros y quedas divinamente. Básicamente se hacen con la misma receta que la de hacer pan y podemos aromatizarlos con hierbas aromáticas y especias. Yo esta primera vez me he decantado por orégano seco y ajo granulado. Para la próxima probaré con romero fresco y sésamo.

Elaboración:

En un bol ponemos el agua templada y la levadura fresca y la disolvemos con ayuda de una cuchara. Reservamos. En el bol del robot de cocina ponemos la harina, la sal fina, el aceite de oliva, el agua con la levadura disuelta, el orégano y el ajo. Colocamos el accesorio gancho y amasamos durante 10 min a velocidad media hasta formar una masa homogénea.

Sacamos la masa del bol del robot de cocina, le damos forma de bola con las manos y la depositamos dentro de un bol de cristal ligeramente untado con aceite. Tapamos y dejamos que la masa leve a temperatura ambiente durante 1 hora u hora y media. Un buen sitio siempre es el horno apagado y con la puerta cerrada o un sitio que sea algo calentito así sube antes.

Pasado el tiempo, sacamos la masa del bol, amasamos un poco, pesamos (mi masa era de 386 grs) y dividimos la masa en 14 porciones. Más o menos de 27 grs de peso cada una. Cada porción la estiramos y rodamos con los dedos por la encimera. Le damos forma de bastón largo y no muy grueso de unos 28-30 cms de largo. Esta es la forma que le damos a nuestros grisines.

Cada bastón lo vamos depositando en la bandeja del horno forrada con papel sulfurizado. Los pincelamos con agua, espolvoreamos con sal gorda por encima y los dejamos reposar de nuevo tapados durante 45 minutos más.

Pasada la hora metemos los grisines al horno precalentado (15 min. antes) a 200º C y los cocemos durante 18-20 minutos o hasta que estén dorados. Yo hice dos bandejas. En una puse 8 y en la otra 6 grisines. Si los queréis hacer un poco más finos dividid el peso total de la masa entre 16 o 18 porciones. Podéis conservarlos en un bote hermético aunque yo los tuve en ese bol metálico rojo durante 4 días y aguantaron crujientes.

 Imprime la receta

Os dejo aquí unos links con otras recetas de masa de pan:

– Pan semi integral rápido sin harina de fuerza

– Bagels

– Pan de pipas

– Torta de Aranda o Pan de aceite

– Pan de yuca o pan de queso

– Pan de pueblo turco

– Pan Naan indio

– Pan de harina de maíz

– Pan de hamburguesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *