Receta de Curry de huevo. Receta nepalí.

Ingredientes para 2-3 personas:

  • 4 huevos L cocidos
  • 1/2 cebolla blanca
  • 80 grs de guisantes congelados
  • 200 grs de tomate triturado
  • 200 mls de agua o caldo de verduras o pollo
  • 10 tomates cherry
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 1 trocito de jengibre fresco (4 cms)
  • 2 hojas pequeñas de laurel
  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1/2 cucharadita de garam masala
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de comino molido
  • 1 pizca de chile en polvo
  • 3-4 cucharadas de aceite de mostaza
  • Hojas de cilantro fresco

Hoy os traigo una delicia de curry de huevo. Esta receta es nepalí y no lleva leche de coco como llevan los currys tailandeses o indios. Estos se hacen a base de salsa de tomate y agua y muchas especias como las semillas de fenogreco o el aceite de mostaza (véase en la foto de arriba) entre sus ingredientes. El resto de especias más comunes son el comino molido, la cúrcuma, el garam masala y el chile en polvo. Este curry nepalí he decidido hacerlo con huevos cocidos porque me parecía original y diferente pero lo podríamos cambiar perfectamente por pollo, ternera, cerdo o pescado.

Elaboración:

Si los huevos no los tenemos cocidos de antemano, los cocemos en agua con sal durante 10 minutos. Cuando estén fríos, les quitamos la cáscara, los partimos por la mitad y los reservamos.

En una cazuela baja o tartera calentamos 3-4 cucharadas de aceite de mostaza. Ponemos los huevos dentro con la yema hacia abajo y los doramos a fuego medio durante 2-3 minutos. Los sacamos y los reservamos.

En esa misma cazuela echamos las semillas de fenogreco y las calentamos hasta que se vuelvan doradas. Después, añadimos la cebolla picada y la sofreímos a fuego medio bajo hasta que esté ligeramente dorada. Incorporamos la cúrcuma molida y los tomates cherry partidos por la mitad y los salteamos durante 4-5 minutos.

Agregamos ahora el ajo y el jengibre picados finamente, el chile en polvo, la sal, el garam masala, el comino molido y las hojitas de laurel. Mezclamos y saltemos durante otro minuto. El olor a especias es realmente espectacular.

Vertemos el agua o el caldo caliente que hayamos elegido, el tomate triturado y los guisantes congelados, mezclamos todo de nuevo y cocinamos a fuego medio bajo durante 5 minutos.

Por último, metemos en la cazuela las mitades de huevo que teníamos reservadas y unas hojitas de cilantro picado al gusto, movemos ligeramente la cazuela para que se cubran un poco con la salsa y dejamos que se cuezan con la tapa puesta durante 2-3 minutos más.

Pasado el tiempo, nuestro curry de huevo nepalí está listo para servir. Yo decidí acompañarlo con arroz largo cocido. Creo que el arroz le va genial porque se mezcla muy bien con la salsa especiada pero también le podéis poner unas patatas cocidas en trozos. Y necesario acompañarlo con pan. El pan naan indio le va perfecto. Si queréis la receta, pinchad aquí. A mí se me olvidó prepararlo en esta ocasión pero para el siguiente curry prometo hacerlo.

 Imprime la receta

Y si os ha gustado esta receta asiática, aquí os dejo otras que os gustarán seguro que ya tengo publicadas:

– Albóndigas de cerdo y cangrejo con berenjena salteada

– Salteado de vieiras y gambones

– Wok de ternera con albahaca, guindilla y anís estrellado

– Wok de arroz frito picante con verduras, huevo y gambones

– Fideos lo Mein con cerdo

– Wok de pato, verduras, piñas y salsa Teriyaki con fideos de té verde

– Wok de salmón y calamarmcon verduras y salsa de ostras

– Wok de calabacín, setas Shiitake y anacardos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *