Tarta Corazones para María. Bizcocho de canela, nata vegetal y mermelada de fresas

Ingredientes para 1 tarta de 20 cms de diámetro:

  • Para 2 bizcochos de 20 cms:
  • 400 grs de harina de trigo
  • 400 mls de aceite de girasol
  • 400 grs de azúcar blanco
  • 8 huevos M
  • 1 sobre de levadura química en polvo (16 grs)
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 2 pizcas de sal
  • Colorante en gel rosa y rojo
  • Para el almíbar:
  • 100 mls de agua
  • 100 grs de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para relleno, cobertura y decoración:
  • 500 grs de nata vegetal Ambiante
  • Colorante en gel rosa y rojo
  • 300 grs de mermelada de fresas

Otra tarta más para otro cumpleaños infantil. No me digáis que no es bonita, como la cumpleañera. María este año ya ha cumplido 9 y se está haciendo toda una mujercita…  Su madre la define como “teatrera, inteligente, soñadora, dulce y un poco gruñona”… Pero toda la familia sabemos que aparte de todas esas cualidades tiene un corazón enorme y lleno de pequeños corazones que reparten mucho amor… Así que qué mejor que hacer una tarta llenita de corazones… María te deseo mucha felicidad y que nunca, nunca, te falte el AMOR.

Elaboración:

Para el bizcocho. Precalentamos el horno a 175º C. En el bol grande del robot de cocina batimos el azúcar blanco con los huevos hasta que blanquee la mezcla. Los huevos los añadimos de uno en uno. Después, agregamos el aceite de girasol y batimos. Incorporamos ahora la harina tamizada junto con la canela, la sal y la levadura química en polvo y terminamos de batir.

Pesamos la masa y la repartimos en 2 boles grandes. En uno añadimos un poco de colorante rosa y mezclamos con una espátula hasta que quede un color homogéneo. Tampoco hace falta que sea un rosa muy fuerte. En el otro bol añadimos un poco de colorante rojo y mezclamos hasta homogeneizar. Cada masa de color la ponemos en 2 moldes de 20 cms previamente engrasados y enharinados o rociados con spray desmoldante.

Horneamos en el centro con calor arriba y abajo durante 50-55 minutos. Sabremos si los bizcochos están cocidos si al pinchar con un palillo éste sale limpio. Cuando estén listos los dejamos enfriar unos 15 minutos, después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Cada bizcocho lo cortamos por la mitad (desechando el copete, que a mí aún me salen con copete… sniff sniff) de modo que obtendremos en total 4 capas iguales.  Las mías de 2 cms de grosor cada una. Si preferís preparar la tarta al día siguiente, guardaremos en la nevera las capas envueltas en film transparente. Así el bizcocho se asentará y estará más manejable.

Para el almíbar. En un cazo calentamos el agua y el azúcar, mezclamos hasta que se disuelva el azúcar y cuando rompa a hervir apartamos del fuego, agregamos el extracto de vainilla, mezclamos y dejamos enfriar.

Para el relleno, cobertura y decoración tenemos que montar la nata. Ésta que usado es nata vegetal Ambiante de la marca Puratos. La madre de la niña no puede tomar leche de vaca así que esta opción es perfecta. La nata Ambiante monta perfectamente bien y no necesita estabilizante. Eso sí, dobla su volumen de una manera asombrosa por lo que no debemos usar mucha cantidad y además, no necesita azúcar. Si queréis más información sobre esta nata vegetal, os dejo aquí un link muy interesante. Es muy importante que el brick de nata esté frío, mejor guardarlo en la nevera desde el día anterior a su uso. Montamos la nata en el robot de cocina a velocidad media hasta que esté consistente. Para el relleno de una sola capa usaremos 80 grs. Para la cobertura usaremos 200 grs y para los corazones el resto.

Montaje de la tarta. Sobre el plato o stand giratorio colocamos la primera capa de bizcocho de color rosa. Empapamos con un poco de almíbar y rellenamos con la mitad de la mermelada de fresas. Extendemos bien con ayuda de una espátula metálica. Ponemos la segunda capa de bizcocho de color rojo, empapamos con almíbar y rellenamos con los 80 grs de nata. Rellenamos la tercera capa de color rojo con la otra mitad de la mermelada de fresas. Por último, colocamos la cuarta capa de bizcocho de color rosa. Cogemos con la espátula pequeñas cantidades de nata y cubrimos la tarta entera. Alisamos con una espátula para quitar el exceso de nata tanto en los laterales como en la parte de arriba e intentaremos dejarla lo más lisa posible.

Ahora haremos los corazones. Para ello, la nata que nos quede la dividimos en 3 boles (os sobrará seguro. De hecho, con 60 grs por bol tenéis de sobra). En uno echamos colorante rojo y mezclamos hasta homogeneizar. En otro echamos un poco de colorante rosa para conseguir un color clarito y en el último bol ponemos más colorante rosa hasta obtener un bonito color rosa fucsia. Con varias mangas pasteleras y boquillas redondas de varios tamaños haremos los corazones de diferentes colores y tamaños por toda la tarta. Para terminar puse un topper color plata con la palabra Feliz Cumpleaños.

NOTA: el diseño de la tarta lo saqué de este blog (aquí). Cuando ví la foto me enamoré de ella y me apetecía mucho hacerla igual.

Imprime la receta Imprime la receta

 

Tarta Jungla de chocolate y buttercream de vainilla para Mateo

Tarta arcoiris “My Little Pony”

Tarta de vainilla para la sesión fotográfica de Lucía

Tarta ajedrez de vainilla y buttercream de leche condensada

Tarta de vainilla y buttercream de chocolate blanco “El Principito”

Tarta de plátano, buttercream de chocolate y huesos de fondant

Tarta de plátano y buttercream de chocolate blanco (efecto pinceladas)

Tarta de chocolate y buttercream de vainilla Monster High

Tarta de vainilla y buttercream de chocolate blanco

Tarta de vainilla y buttercream de chocolate

Tarta de chocolate y buttercream de galletas Oreo

Tarta de plátano y buttercream de Nutella

Tarta de naranja y estrellas de colores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *